Secciones
Síguenos en:
DETENIDO POR UNA MOTO Y CUATRO MILLONES

DETENIDO POR UNA MOTO Y CUATRO MILLONES

El lunes 22 de enero Eduardo Pereira Aponte se presentó en las dependencias principales del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) en Paloquemao para reclamar el certificado judicial que necesitaba para posesionarse en la Contraloría de Cundinamarca.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

El lunes 22 de enero Eduardo Pereira Aponte se presentó en las dependencias principales del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) en Paloquemao para reclamar el certificado judicial que necesitaba para posesionarse en la Contraloría de Cundinamarca.

Pero en vez del certificado lo que recibió con gran sorpresa fue la noticia de que quedaba detenido. en los archivos del DAS reposaba una orden de captura en su contra por peculado y falsedad.

En la Contraloría nadie de razón del cargo en que iba a ser nombrado Director Operativo de Control Departamental".

Quienes han seguido de cerca el caso de Alejandro Isaza, el contralor de Cundinamarca recién destituido por la Procuraduría, dicen que Pereira estaba para ser nombrado contralor auxiliar de Isaza, es decir su segundo a bordo.

Sin embargo, cuando se vio como inminente la no continuidad de Isaza, y el cargo de contralor auxiliar cobraba importancia en la medida en que sería el llamado a reemplazar al Contralor, se movieron de nuevo las fichas y a última hora Isaza nombró a Jorge Restrepo Fontalvo, como su segundo.

De Todas maneras el cargo en el que nombrado es de gran importancia porque fiscaliza las decisiones y manejos más importantes del Gobernador.

Pereira es requerido por el juzgado 35 penal del circuito con base en la acusación que le hizo la Fiscalía de apropiarse de una motocicleta y más de 4 millones de pesos cuando fue gerente den 1991 de la Empresa Colombiana de Promociones Deportivas S.A. (Deportesa).

Las investigaciones señalan que Pereira, durante 1991 y 1992, simuló el beneficio propio cuentas de cobro a Deportesa (una empresa con capital público y privado) por más de cuatro millones de pesos. Cuando los fiscales revisaron encontraron que los nombres de tres contratistas eran ficticios.

Pereira utilizó el dinero de una de las cuentas - dice el proceso- para comprar un maletín ejecutivo y artículos personales.

Un fiscal de la Unidad de Delitos contra la administración lo acusó el 24 de marzo de 1999 por peculado por apropiación en concurso con falsedad material de empleado oficial en documento público y uso de documento público falso.

Además, los investigadores encontraron que Pereira se apropió de una motocicleta de propiedad de la empresa que gerenciaba. El próximo 14 de febrero se dará inicio al juicio contra Pereira. El peculado pro apropiación está contemplado en una pena entre dos y diez años de cárcel y la falsedad entre tres y diez años.

Pereira Aponte permanece en detención domiciliaria. Había sido destituido hace varios años de la Caja Agraria de un cargo directivo menor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.