Secciones
Síguenos en:
EL PROCESO ELECTORAL:

EL PROCESO ELECTORAL:

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de septiembre 1997 , 12:00 a. m.

La campaña para las elecciones del mes próximo ha registrado, ciertamente, variadas alternativas, entre las que no pueden olvidarse las amenazas proferidas contra los candidatos en diversas regiones del país. A esos factores se les ha hecho frente con decisión, y el pensamiento general es que el debate se adelantará efectivamente, con plenas garantías y seguridad máxima.

Marginalmente, de algunos sectores de la guerrilla parece haberse sugerido la suspensión del proceso electoral, lo que equivaldría al aplazamiento de las votaciones. Nada más extraño a la índole misma de las consultas populares, como es precisamente la convocada para elegir alcaldes, gobernadores, concejales, diputados y ediles.

El proceso electoral es de la propia esencia de la democracia, el sustento constitucional y legal de la misma. No sería factible ninguna forma de aplazamiento, porque no se trata de un calendario arbitrario sino específicamente asociado a la base de las instituciones nacionales.

En esa materia, como es obvio, no puede haber indecisiones ni vacilaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.