Secciones
Síguenos en:
CLICK :

CLICK :

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

.

Una de las principales obligaciones que tenemos los padres con los hijos es la de ayudarles a encontrar el camino de la vida en el que serán más felices. Cuál profesión estudiar y a qué dedicar su inteligencia, sus conocimientos, su tiempo, son decisiones difíciles. Los errores pueden ser graves (aunque nunca es tarde para dar marcha atrás) y los aciertos hacen la diferencia entre una vida gris y una en la que siempre brilla el sol (a pesar de las inevitables lluvias).

Cómo entonces, facilitar estas escogencias claves de nuestros hijos? De entrada, hay que descartar la imposición. Aunque parezca increíble aun en el siglo XXI algunos padres se empeñan en obligar a sus hijos a tomar tal o cual sendero. La probabilidad de que suceda un desastre es muy alta, a pesar de la buena intención de los progenitores.

La otra alternativa es tratar de que nuestros hijos se vean expuestos al más diverso mundo posible. Que vivan en contacto con la ciencia y las humanidades. Que lean. Que viajen. Que conversen con personas que se dedican a tareas muy distintas. Que comprendan que en cada oficio se encierra un universo de posibilidades. Y que todas las labores son dignas, engrandecen el espíritu.

Así, el día menos pensado, su mente y su corazón harán "click" con esa actividad que los apasionará, y que les permitirá no pasar por la vida en vano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.