Secciones
Síguenos en:
UNA INDIRECTA CANTADA

UNA INDIRECTA CANTADA

A la mayoría de los colombianos porque los conspis son como el uno por ciento a duras penas y a penas duras nos volvió a sacar la piedra angular, triangular o cuadrada, pero en todo caso un piedronón, el gringo bonito. Y es que por pura coincidencia, por cosas que salen sin pensar, el embajador Frechette echó vainas y nos volvió a mostrar el látigo y a advertirnos que ellos nos sonríen pero que por dentro están bejucos, precisamente el día en que el presidente Samper hablaba ante la ONU. El embajador, que con tal que se le parezca a grabadora se le puede hacer una entrevista con una panela en la mano, cuando se trata de hablar duro sobre Colombia es como si a las ligeritas de lengua se les invita a chocolate: en un ratico sueltan hasta el pocillo. Como dijo el mexicano, de veras, muchas gracias.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de septiembre 1997 , 12:00 a. m.

Pero al hablar de mexicanos, al Presidente le sigue resultando bien ese estilito de citar ciertas frases o frases ciertas. Lo dicho desde la ONU, acerca de que cada vez que habla el embajador me recuerda la canción, no me amenaces , tiene veneno. Y seguramente politólogos tan agudos, sesudos y barbudos como el doctor Gómez Buendía, u otros comentaristas RH O positivo, van a dejar en claro la intención del Presidente.

Pero nosotros, de alma suaitana, pero inofensivos como una changua bogotana, legos en la materia, podemos advertir que como Samper sabe que a todo lo que él dice le agregan, analizan, interpretan, le quitan, le ponen, le anteponen, le sacan y entresacan, dijo lo que dijo, muy diplomáticamente, confiado en que aquí le completaríamos la famosa canción, que tiene una estrofa que canta, pero la tabla, por sí sola, y como dijo el embajador la historia la va a juzgar : Porque estás que te vas, y te vas, y te vas, y no te has ido. Pero, no me amenaces, no me amenaces . En fin, mister Frechette, que está empacando hace días, nos ha castigado hasta el último minuto de su última hora.

También dijo el señor embajador, con algo de desprecio, que Samper ya no les interesa mucho, porque solo le quedan diez meses. Cuidado, porque con todo lo que dicen los expertos , a lo mejor son cuatro años y diez meses. Ahí tienen para que lo Serpan. De manera que ya va siendo hora de que dejen gobernar.

Pero bueno, a pesar de todo, le fue muy bien al Presidente ante la ONU. Allá sí lo respaldaron y ofrecieron ayudarnos. Trató sobre todo un tema que él domina: el armamentismo. Y es que el Presidente es veterano de guerra, y ha sido víctima de fuego cruzado. Porque como dijo Cantinflas una tarde cerca de Tirochitlan, Ay mamacita, aquí no solo disparan desde el sótano sino desde la sotana . Al Presidente, después del atentado a quemarropa, le han seguido los ataques con diversidad de armas: de corto alcance y muy bien aceitadas, o de largo alcance, de las que resuenan en el exterior; también con armas ligeras, con cocteles vodkatov, con minas quiebrapactos , o con fusilería de punto seguido... de dos puntos y entre comillas., etc.

Claro que a algunos, el tiro les ha salido por la culata, o inclusive como disparan todos al tiempo, se han quedado sin pertrecho y entonces con un solo tiro de pistola como una vez dijimos, arma en la cual es experto el Presidente, los saca corriendo a recargar. Porque, voy a contar un secreto: el Presidente anda armado. Lleva su pistola al cinto, limpia y engrasada con manteca de cacaos .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.