Secciones
Síguenos en:
EL FONDO DE LAS CESANTÍAS

EL FONDO DE LAS CESANTÍAS

Mediante las leyes 50 y 100, aprobadas en 1990 y 1993, respectivamente, el sistema de seguridad social integral cambió radicalmente y comenzó a garantizar los derechos de los trabajadores en Colombia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

Mediante las leyes 50 y 100, aprobadas en 1990 y 1993, respectivamente, el sistema de seguridad social integral cambió radicalmente y comenzó a garantizar los derechos de los trabajadores en Colombia.

Así, la ley 50 o reforma laboral, inició el proceso de cambio. Con ella las cesantías, que eran manejadas por las empresas donde laboraba el trabajador, pasaron a los fondos privados, se eliminó la pensión sanción y se reglamentó el sistema de salarios integrales.

Con la administración de las cesantías por parte de los fondos no solo se estimularía el ahorro privado, sino que el trabajador devengaría los intereses propios del mercado.

Así, la Ley 50 de 1990, o Reforma Laboral, eliminó la retroactividad en el pago de las cesantías de los trabajadores y permitió la creación de Fondos Privados o Administradoras de Fondos de Cesantías (AFC s) para su manejo.

Qué son las AFC.

Las Administradoras de Fondo de Cesantías son instituciones financieras, cuyo objeto es administrar y manejar los fondos.

Por su parte, los fondos son patrimonios autónomos conformados por las cesantías de los afiliados, diferentes e independientes del patrimonio de las sociedades que los administran, en este caso, de las AFCEn ese orden de ideas, su objetivo es recaudar, pagar y transferir los recursos manejados por ellos.

Las AFCobtienen sus ingresos de la comisión de manejo equivalente al 4 por ciento anual sobre el valor del fondo, y la comisión por retiros parciales liquidada sobre el valor del retiro (1,5 por ciento).

Para qué sirven las cesantías.

Una cesantía es la prestación social que ampara al trabajador en los momentos de desempleo. Sin embargo, desde que se autorizaron los retiros parciales de estos dineros, para vivienda o educación superior, los trabajadores se valen de una serie de artimañas para destinar este rubro a otros fines.

Bajo la Ley 50 se dispuso que las cesantías a que tenga derecho el trabajador se liquidarían año por año y, posteriormente, se consignarían en los Fondos de Cesantías.

Para lograr la liquidación de este auxilio se toma como base el último salario devengado o el promediado, multiplicado por el tiempo que el empleado haya laborado en ese año calendario.

Cómo acogerse al nuevo régimen?.

Cuando un trabajador (cobijado por el régimen tradicional) desea acogerse al nuevo sistema de liquidación, debe comunicarlo por escrito a su empleador. En la carta debe expresar en cuál fondo desea que le consignen las cesantías y la fecha en la que se acoge al régimen de la Ley 50 de 1990.

Así, el empleador debe consignarlas inmediatamente en el fondo de cesantías que el trabajador eligió. A partir de ese momento, estos dineros se liquidarán anualmente y deberán consignarse máximo hasta antes del 15 de febrero del año inmediatamente siguiente.

Quiénes son afiliados?.

En forma obligatoria todos los trabajadores que a partir del primero de enero de 1991 hayan celebrado un contrato de trabajo.

En forma voluntaria, quienes hayan empezado en sus cargos laborales con anterioridad al primero de enero de 1991 y deseen acogerse al nuevo régimen.

A partir de la Ley 344 de 1996 se eliminó el régimen de retroactividad para los trabajadores del sector público y, por lo tanto, los empleados que se vinculen con el Estado a partir de esa Ley deben afiliarse a un fondo para la administración de sus cesantías.

Finalmente, las personas que laboran como independientes y que quieren vincularse a un fondo de cesantías, podrán retirar el dinero en cualquier momento, no importa el motivo que tengan.

Retiros autorizados.

Según la Ley, sólo podrán retirar el dinero por los siguientes motivos:.

el trabajador termina su contrato de trabajo.

fallece. En esta situación las cesantías se reparten a los beneficiarios en primer grado de consanguinidad.

atender cualquier inversión en cuestión de vivienda se tienen en cuenta para: compra o adquisición de lote o de algún inmueble, remodelaciones o mejoras locativas, y para el pago de impuestos que afecten diariamente la vivienda.

Adicionalmente, se autorizan para liberar gravámenes a favor del BCH, cooperativas y corporaciones de ahorro y vivienda.

En esta modalidad se pueden hacer retiros totales o parciales de los dineros.

cesantías también se pueden utilizar en educación superior del afiliado, del cónyuge o de los hijos. Aquí el desembolso se hace únicamente por el valor que indique el recibo de pago del plantel educativo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.