'¿Qué periodista no dice groserías?'

'¿Qué periodista no dice groserías?'

30 de junio 2013 , 12:00 a.m.

Una especie de Watergate criollo promovió hace un par de semanas la renuncia del director de Teleantioquia Noticias, Juan Pablo Barrientos.

No se trató de espionaje entre políticos, sino que a las manos del diputado liberal Adolfo León Palacio llegó una grabación en la que Barrientos, en un consejo de redacción con sus periodistas, critica a diputados y funcionarios públicos.

Palacio, en compañía del exdiputado Julián Bedoya visitaron a la gerente de Teleantioquia, Selene Botero, le enseñaron el audio y le pidieron tomar medidas.

Barrientos, quien fue corresponsal en Washington de la FM y en las pasadas elecciones aspiró al Concejo de Medellín por el Partido Verde, afirmó que no ha escuchado la grabación, que lo que conoce es de boca de Botero, y que no se arrepiente de todas las denuncias que hizo, y "quiero que publiquen la grabación". .

¿Hace cuánto tenía un "infiltrado" en el noticiero? .

Desde el año pasado ocurría algo extraño. Los diputados hacían reclamos en la Asamblea sobre asuntos que solo se habían discutido en el consejo de redacción; pero desde hace dos meses las cosas se agudizaron y por eso pensé mejor en renunciar.

¿Sospechó de alguna de las personas de su equipo? .

Nunca quise que el ambiente se dañara, ni hacer una cacería de brujas. Siempre confié en todos los periodistas, yo mismo escogí el equipo de trabajo. .

¿Quién lo presionaba? .

Cuando un medio denuncia nadie se queja, pero cuando las hace Teleantioquia se ha molestado el alcalde (Aníbal) Gaviria, la Secretaria de Minas (Claudia Cadavid) y varios diputados.

Creen que porque es un canal público no existe independencia, y yo no soy de los que se reúne con políticos. En algún medio radial un diputado dijo que en el noticiero solo publicábamos cosas malas de la Asamblea, cuando el 95,5 por ciento de la información era sobre temas de seguimiento. .

¿Qué hechos en particular le generaron problemas? .

Alguna vez publicamos una información sobre el título minero del esposo de una funcionaria y en la Secretaría de Minas se molestaron.

Los diputados y políticos llaman mucho a pedir rectificaciones, pero nunca hemos faltado a la verdad. Informamos cuando el diputado Rodrigo Mesa agredió verbalmente al Chocó, cuando se manoteó con el entonces diputado Julián Bedoya, cuando en su hoja de vida se encontró información falsa, y cuando repartió plata en el recinto de la Asamblea. También informamos cuando condenaron al excongresista César Pérez -aliado del diputado Palacio-, por la masacre de Segovia. .

En un comunicado la gerencia de Teleantioquia dice que desaprueba el uso de palabras soeces. ¿Qué fue lo que dijo? .

No sé, porque no he escuchado la grabación, pero demás que hay alguna grosería. ¿Qué periodista no las dice? O bueno, habrá quien no, pero los consejos de redacción son los espacios de debate y construcción de propuestas y las cosas no pasan de ahí. No me retracto de nada porque siempre primó la verdad.

¿Qué opina de que el diputado Palacio aún no haya querido hablar con la prensa? .

El diputado ya debe saber que la embarró al pedir mi cabeza "con la prueba del delito en la mano". No tengo nada contra él. Cuando había que aplaudir las actuaciones de los corporados lo hacíamos con objetividad. .

¿Hará alguna denuncia formal? .

Ya le escribí al director de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), Andrés Morales. Estoy muy tranquilo. No me pidieron la renuncia, yo lo hice de manera voluntaria

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.