El apocalipsis zombi Guerra mundial

El apocalipsis zombi Guerra mundial

Los Ángeles. Los zombis contraatacan y esta vez no son lentos y torpes, como aquellos que nos presentó George Romero, uno de los precursores del género, en La noche de los muertos vivientes, a finales de los 60.

30 de junio 2013 , 12:00 a.m.

Estos son enjambres rabiosos -y muy atléticos- que saltan muros, trepan edificios y pueden apoderarse de ciudades en minutos.

Con esta poderosa imagen se publicita Guerra mundial Z, estrenada en Colombia el viernes y que narra la frenética carrera de un empleado de Naciones Unidas para encontrar el antídoto que pueda frenar una pandemia catastrófica para la humanidad.

La superproducción de casi 200 millones de dólares tiene un atractivo adicional: Brad Pitt, el elegido para liderar la misión militar que busca acabar con la plaga. Aunque no es un género con el que se identifique al sex symbol de Hollywood -quien se ha negado a encarnar a superhéroes, por ejemplo- , algo en la historia lo llevó no solo a protagonizarla, sino también a producirla.

Guerra mundial Z está basada en el libro homónimo del neoyorquino Max Brooks - hijo del comediante Mel Brooks- y su director es Marc Forster, recordado por Monster's Ball (2001), Más extraño que la ficción (2006) y 007: Quantum of Solace (2008). Forster habló con EL TIEMPO sobre su incursión en el género de los muertos vivientes y los percances de un rodaje que obligó a reescribir partes del guion sobre la marcha.

Se ha comentado sobre 'Guerra mundial Z' que no es muy fiel al libro de Brooks...

Básicamente lo que quería era capturar el espíritu del libro, pero creando una narrativa para el filme; que tuviera su propia alma. Ya es bien sabido que tratar de adaptar un libro al cine en su totalidad es simplemente imposible por cuestiones de tiempo, edición, imaginarios, etc. Por eso, nunca fue mi intención hacer una versión literal para la gran pantalla.

Durante el rodaje se hicieron cambios sustanciales al guion original, ¿por qué? Sí. La cuestión es que cuando terminamos el rodaje y vimos la primera edición sentimos que el final no era lo que queríamos, y que podíamos mejorarlo. Se lo mostramos a la gente del estudio y les propusimos grabar un final alternativo.

Estuvieron de acuerdo y creo que logramos un desenlace que encaja mucho mejor con el resto de la historia y que va a dejar a todo el mundo contento.

¿Por qué le interesó meterse en una trama de zombis? Los zombis siempre me han parecido unas figuras metafóricas. Si te fijas bien, las películas de George Romero son una alegoría del consumismo de la gente a finales de los 60. Hoy también podríamos compararlos con esas personas atrapadas por sus teléfonos 'inteligentes' y completamente desinteresadas por la humanidad. Guerra mundial Z, más que una película de género, es una historia global en la que se muestra cómo el problema de la sobrepoblación del planeta y otros derivados -como el agotamiento de los recursos naturales- pueden llegar a crear estos seres que buscan sobrevivir haciendo lo que sea para acceder a los últimos recursos disponibles.

¿Qué características especiales tienen los zombis en la película? En realidad no poseen poderes especiales ni nada de eso. La personas se convierten en zombis muy rápidamente al ser infectadas con el virus, y en cuestión de segundos dejan de ser normales. Por eso la misión de Gerry Lane, el personaje que interpreta Brad Pitt, es la de descubrir el origen de la pandemia, encontrar al paciente cero y así llegar a la raíz del problema.

¿Qué tanto aportó Brad Pitt al personaje de Gerry Lane? Brad fue una pieza fundamental en la película, pero no solo para el papel de Lane. Fue su compañía productora, Plan B, la que adquirió los derechos del material para poner en marcha el filme. De hecho, ellos ya habían desarrollado el guion mucho antes de que yo me involucrara en el proyecto. Trabajar con él fue muy interesante, porque le pone mucha pasión a lo que hace. Además, fue mi primera experiencia dirigiendo a un actor que además es productor de la película. Esto, al contrario de lo que podría pensarse, hizo que la colaboración entre ambos fuera muy estrecha.

¿La gente va a ver una película netamente de acción? Sí y no. Hay elementos de reflexión sobre lo que sucede hoy en el mundo en varios aspectos, sobre todo socioeconómicos y sociopolíticos. Además, mis zombis no son los que la gente está acostumbrada a ver en series como The Walking Dead. Creo que ese es un factor clave para evitar comparaciones con otros tipos de zombis. En mi película hay zombis para todos los gustos (risas)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.