Petro, a la defensiva

Petro, a la defensiva

30 de junio 2013 , 12:00 a.m.

Más que a un alcalde en el ejercicio de su cargo, lo que los habitantes están empezando a ver es a un Gustavo Petro en una efervescente campaña política, que tiene a Bogotá sumida en la incertidumbre sobre su futuro inmediato.

Dieciocho meses después de llegar al palacio Liévano, el mandatario protagoniza una ruptura en su administración y ha optado por meterse de lleno en una batalla con dos objetivos claros: por un lado, aplastar la revocatoria de su gobierno y, por el otro, contrarrestar una eventual suspensión o destitución de la Procuraduría, que ya gravitan sobre su sombra por posibles irregularidades en el nuevo modelo de aseo.

"Se inician días históricos. Las circunstancias me han puesto en esta situación. Le cumpliré a mi pueblo. Vamos adelante", ha dicho Petro. El tono solemne de este mensaje en Twitter, su principal tribuna de defensa, no es en vano. Petro, el otrora brillante y valiente congresista -que contribuyó a desenmascarar la 'parapolítica' y que denunció el cartel que se robó a Bogotá bajo el gobierno de Samuel Moreno-, está expuesto a salir por la puerta trasera de la Alcaldía. ¿Quién lo iba a creer? Y con un agravante: si es sancionado, en el caso del organismo de control, puede quedar inhabilitado para ejercer cargos públicos en el futuro, algo impensable para un hombre que coronó la Alcaldía en octubre del 2011 con la vista puesta en el edificio vecino: la Casa de Nariño.

¿Cómo se defenderá? .

En este incierto panorama, ¿a qué le apuesta hoy el mandatario y cómo afrontará lo que viene? De puertas para adentro, en la Alcaldía sostienen que están enfocados en cumplir con las metas de la 'Bogotá Humana' y que la instrucción de Petro es "gobernar y hacerlo bien, más allá de entrar en estas discusiones", como afirma su secretario privado, Jorge Rojas.

De hecho, el Alcalde evita participar directamente en las manifestaciones a su favor. No obstante, de puertas hacia afuera, lo que se percibe es una calculada estrategia para enfrentar los dos escenarios que le estallaron en la cara al Alcalde, cuando ni siquiera ha llegado a la mitad de su gobierno y que han distraído a la Administración. En los próximos días, incluso, se activará un frente internacional de respaldo al mandatario.

Un alcalde-candidato .

Y es que por los pasillos del palacio Liévano todo huele a campaña. Algunos funcionarios lucen publicidad y abundan los mensajes de 'Petro se queda'. No hay una charla donde la revocatoria o el procurador Alejandro Ordóñez no salgan a relucir, y no hay rueda de prensa en la que -ante los anuncios de rebajas en las tarifas de aseo y otros del mismo estilo- no surja el interrogante de lo que hay detrás realmente, aunque los funcionarios insisten en que todas esas propuestas se venían 'cocinando' de tiempo atrás y no responden, ciertamente, a esta difícil coyuntura.

El último consejo de seguridad en Kennedy, por ejemplo, no fue el escenario para debatir sobre los robos o la venta de drogas, como todos esperaban. Esta semana, allí emergió un alcalde-candidato, en su máximo esplendor, arropado por su gabinete y vitoreado por sus seguidores. "¡Yo llego hasta donde ustedes digan! Este es un gobierno entregado al pueblo y es cero corrupción", clamó Petro. Un extranjero no enterado supondría que hay elecciones programadas en Bogotá durante estos días.

El exalcalde Jaime Castro, a quien Petro y el exsecretario Antonio Navarro Wolff le promovieron una fallida revocatoria en 1994, en la época en la que ellos militaban en la Alianza Democrática M-19, opina que el mandatario busca "judicializar la revocatoria, instaurando en su contra todo un portafolio de acciones judiciales, y politizar el proceso disciplinario de la Procuraduría". El Alcalde, efectivamente, cuenta entre sus filas con abogados que lo respaldan e instauran tutelas y denuncias por hechos que consideran ilegales.

Y en el caso de la Procuraduría, algunos petristas sotienen una teoría: manifiestan que, si Petro es destituido, todo obedece a una "mafia" política que, en alianza con la extrema derecha, no quiere ver surgir a la izquierda y que esa decisión podría amenazar la paz con las Farc. Guillermo Asprilla, exsecretario de Gobierno y quien está detrás de la organización de las manifestaciones de apoyo a Petro, afirma que "la estrategia más importante va a ser con la expresión ciudadana en las calles".

La concentración del viernes en la plaza de Bolívar, que tuvo a la exsenadora Piedad Córdoba en primera fila, es apenas una muestra de lo que ellos han querido llamar "la primavera bogotana", buscando asemejarse a los movimientos de indignados de Brasil y Turquía. "Hay un equipo muy sólido que está por fuera de la Administración y que está en esta pelea. Es un comité con 200 líderes. Por eso, no creo que la ejecución del gobierno se afecte porque el alcalde tiene muy claro que la principal defensa es su trabajo diario", anota Asprilla.

Carlos Vicente de Roux, quizá el concejal que mejor conoce a Petro, dice que la revocatoria y el proceso en la Procuraduría pueden terminar "damnificando la marcha de la Administración" y califica esa situación como "inevitable". "Son los costos colaterales de ambos procesos (la revocatoria y la investigación en la Procuraduría). Las neuronas del Alcalde se concentran en no dejarse tumbar", afirma De Roux.

El exconcejal y excandidato a la Alcaldía Carlos Fernando Galán agrega que Petro está en el derecho de defender su gobierno, pero advierte que, en términos generales, "estos procesos no son buenos porque distraen" y postergan las soluciones de los problemas de la capital del país, que "requieren gerencia y gestión". En medio de las estrategias activadas por el Distrito en las últimas semanas, Galán considera que, en el caso de la Procuraduría, "la discusión tiene que ser jurídica, porque no se puede llevar al terreno de que la izquierda es perseguida, pues dicha vertiente política también puede ser investigada y sancionada".

La polarización crecerá aún más. El riesgo es que Bogotá, atrapada en esta campaña política, quede paralizada y con sus problemas en un segundo plano.

yeslan@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.