Las claves en caso de agente de la DEA

Las claves en caso de agente de la DEA

30 de junio 2013 , 12:00 a.m.

"El robo de pasajeros de taxi es un problema grave en Bogotá, así como en Cali y Medellín (...) En términos generales, si usted es víctima de un robo, no se debe resistir".

Esos son dos de las advertencias que la Embajada de Estados Unidos da, sin falta, a través de un travel warning (alerta a los viajeros), a sus ciudadanos que visitan Colombia. Dos recomendaciones que quedaron en el aire en el caso del agente de la DEA James 'Terry' Watson, quien se convirtió en la víctima más reconocida de las miles que cada año viven la pesadilla del 'paseo millonario' en todo el país.

La noche del 20 de junio, Watson salió de un restaurante en el parque de la 93, en el norte de Bogotá, donde estuvo viendo la final de la NBA. A eso de las 11:07 p.m. tomó el primer taxi que pasó: un Hyunday Accent de placas VEN- 144. Este viernes se conoció que era conducido por Julio Steven Gracia Ramírez.

Él, el séptimo taxista vinculado al caso, aún no ha sido capturado, pero sobre su cabeza pesa un requerimiento de extradición de una corte de Washington que lo pide por homicidio. Si Gracia y los otros señalados miembros de la banda terminaran en Estados Unidos, su condena no estaría por debajo de los 30 años (ver recuadros) y, a diferencia de los narcos que se envían allá, no tendrían ninguna carta para negociar rebajas de pena.

En la reconstrucción de los hechos adelantada en tiempo récord por agentes de la Dijín, la Sipol y el CTI se estableció que Edwin Figueroa Sepúlveda, 'Garcho', fue quien se subió al taxi de Watson por la puerta trasera izquierda y lo golpeó con un objeto contundente cuando el norteamericano forcejeaba con Javier Bello Murcia, 'Payaso', quien lo había abordado por el lado derecho. El recorrido quedó grabado en 25 cámaras de seguridad del sector. Esos videos fueron la primera clave: la DEA y los investigadores colombianos los analizaron segundo a segundo. Detectaron que el taxi que tomó Watson tenía la tapa de la gasolina negra y que el carro en el que iban 'Payaso' y 'Garcho', de placas VDL 424 y que era conducido por Héctor Leonardo López, 'Bavario', siempre estuvo cerca. El agente de la DEA, sobreviviente de peligrosas misiones en Afganistán, logró salir del taxi, pero con cuatro heridas mortales en el cuello, la pierna y el tórax que hicieron que se derrumbara a 20 metros del sitio del atraco, entre la calle 92 y la autopista Norte. Minutos después falleció en la Clínica del Country, y quien responderá directamente por las puñaladas será 'Payaso'.

Si bien ni las placas de los carros ni los rostros de los responsables eran claros en los videos, sí era visible el vestuario. El atracador que entró por la puerta derecha llevaba un llamativo chaleco, que fue reconocido por un informante que 24 horas después de los hechos se acercó a las autoridades, ya cuando la noticia del homicidio de Watson había motivado un duro regaño del presidente Juan Manuel Santos a la Policía. Esa misma fuente, que se mueve en el gremio de los taxistas, les dio a los investigadores las placas de los taxis, los barrios donde vivían los conductores y hasta números de teléfonos. Así la investigación, que estuvo en todo momento coordinada con la DEA en Bogotá y Washington, pasó de la 'zona rosa' de Bogotá, sitio de los hechos, a Ciudad Bolívar. Como nunca antes, el populoso barrio San Francisco estuvo en la mira de las autoridades. Policías infiltrados empezaron a moverse por lavaderos de carros y parqueaderos de la zona. Establecieron que el taxi VEN-144 tenía dos conductores: 'Payaso', de noche, y Wilson Daniel Peralta, de día. Además, que la noche del 20 de junio Ángel Mauricio Pulgarín aceptó prestarle a 'Payaso' el taxi VDL-424, que él tenía asignado de noche.

Los seguimientos permitieron ver que el sábado, en una bahía muy cerca de la casa de Peralta (recapturado este viernes con fines de extradición), el taxista y un tío de 'Payaso' se dedicaron a lavar el carro. "Bajaron la silla trasera. Y aunque ya habían limpiado el taxi ellos mismos, inmediatamente después lo llevaron a un lavadero", dijo uno de los investigadores.

Ese mismo día, 'Payaso' armó maletas y viajó a Villavicencio, con la excusa de visitar a su madre, Doris Murillo. Ella dijo que tras la captura, el martes, su hijo le confesó que participó en el crimen. Por su lado, 'Garcho' optó por armar paseo con su familia y alojarse en un hotel entre Villavicencio y Acacías. Y Ómar Fabián Valdez, quien habría ido de copiloto en el carro que transportaba a los asaltantes, viajó a su pueblo natal: Guamo (Tolima). Mientras tres de los siete presuntos implicados huían, en Ciudad Bolívar los conductores, según la Policía, intentaban deshacerse de los rastros del crimen. Peralta pretendía quemar la silla del taxi del atraco, y la estrategia de la Policía fue entonces abordarlos con la excusa de que necesitaban piezas de un Hyunday. Así se hicieron a una de las pruebas reinas en el caso. El domingo, 72 horas después del asesinato, el grupo especial que se conformó para aclarar el crimen de Watson ya tenía plenamente identificados a los autores materiales. Y el lunes, cerca de la casa de 'Payaso', en el barrio Casa Linda, la Policía encontró otra pieza clave: un pantalón con sangre que resultó del mismo tipo que la de Watson. Con todas esas pruebas en contra, seis de los siete taxistas señalados por el crimen están en la mira de Estados Unidos, que incluso decidió pedir en extradición a Peralta, uno de los dos que habían quedado libres el jueves tras un resbalón de la Fiscalía en la audiencia de imputación de cargos ante los juzgados de Paloquemao. Fuentes que manejan el caso señalan que vienen nuevas capturas. Así, menos de una semana después de su muerte, la justicia parece imponerse en el caso de 'Terry' Watson. Una buena noticia que, sin embargo, deja en el aire varias preguntas. La primera, ¿por qué nadie ha podido ponerle remedio, especialmente en Bogotá, a una modalidad criminal que muchas veces termina en tragedia para las víctimas? ¿Quién evita que los delincuentes se infiltren en el gremio de los taxistas para perpetrar esta modalidad de secuestro exprés? Y, sobre todo, ¿por qué la Policía y la Físcalía, nueve de cada 10 veces, no llegan hasta las bandas con la rapidez y eficiencia del caso Watson? .

Falencias develadas.

El uso de taxis legales para el 'paseo millonario' no fue lo único que quedó evidenciado con el crimen de Watson. También, las falencias de la justicia: errores en la imputación permitieron la libertad temporal de dos de los capturados. Asimismo, la inconformidad ciudadana por la eficacia selectiva de las autoridades.

La fachada de dos taxistas capturados.

Javier Bello Murillo, 'Payaso', el hombre de 26 años acusado de haber apuñalado al agente de DEA James 'Terry' Watson, solo alcanzó a vivir tres días en el apartamento que rentó en el barrio Casa Linda, sur de Bogotá. Allí sigue extendida en un cable la poca ropa que el taxista dejó luego de salir huyendo, dos días después del crimen de Watson. 'Payaso' viajó a Villavicencio, a la casa de su mamá, Doris Murillo, a quien le anunció visita con la excusa de que hacía tiempo no la veía. A unas 20 cuadras del apartamento que 'Payaso' pensaba ocupar con su prometida, una impulsadora de un almacén, y en el que quedaron también algunos electrodomésticos recién comprados, la familia de Héctor Leonardo López, 'Bavario, vive otro drama. En el barrio San Francisco de Ciudad Bolívar, la mamá, la esposa y el hijo de siete años del hombre dicen que no entienden cómo logró 'Bavario', apodo que tenía por su fama de parrandero en ese sector, llevar una vida de día y otra en la noche. "No sabemos qué vamos a hacer ahora con el niño. Héctor nunca nos dijo nada, no sabíamos nada", dijo una de sus hermanas. 'Bavario' le había dado una carta de recomendación a 'Payaso' para que rentara la vivienda. "Trabaja conmigo desde hace dos años aproximadamente y puedo dar fe de que se trata de una persona seria, honesta, responsable, de correctos modales, destacándose por ser un excelente trabajador", dice la certificación.

Una mujer, que solo se atreve a hablar desde una ventana, contó que 'Payaso' pagó los 400.000 pesos del primer mes de arriendo y que el 18 de junio hizo el trasteo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.