Topógrafos siguen siendo blanco de los atracadores

Topógrafos siguen siendo blanco de los atracadores

29 de junio 2013 , 12:00 a.m.

Redactora de EL TIEMPO A la 1 p.m., en plena avenida Ciudad de Cali No. 54D-20 sur, dos hombres armados amenazaron con revólveres al topógrafo José Marcos Pérez, a su auxiliar y a un escolta que habían contratado para protegerlos del hampa que tiene azotado al gremio hace varios años sin que nada pase.

Eso sucedió el pasado 4 de junio, cuando los expertos adelantaban un trabajo.

En el cruce de disparos resultó gravemente herido el peatón Siervo Ramos, que fue atendido en la clínica de Occidente, y se abrió otra de las decenas de investigaciones que, hasta ahora, no han terminado en nada. "Me pusieron el revólver en la espalda y al escolta otro delincuente trató de despojarlo de su arma. Al final, uno de ellos salió herido pero logró escapar en un taxi Hyundai Atos que los esperaba con el baúl abierto", relató la víctima en su denuncia. Las pérdidas fueron de 8 millones de pesos y la vida de un ser humano en riesgo. Este tipo de atracos sucede desde hace años, pero hoy es la presidenta de la Sociedad Colombiana de Topógrafos, Ruth Helena Acuña, quien denuncia, en representación del gremio, la seguidilla de delitos de los que han sido víctimas no solo en las calles de Bogotá y otras regiones del país, sino en las sedes de empresas de topografía; esto, además de los pocos o nulos resultados de las investigaciones. * José Romero, presidente de una empresa de topografía, en el occidente de Bogotá, relató a este medio cómo, el 13 de junio de 2012, fue víctima de un atraco a mano armada. "Eran las 7 de la noche cuando sentí unos pasos. Me asusté mucho. De un momento a otro se me abalanzaron unos jóvenes que luego me intimidaron con armas de fuego", contó.

Todo el tiempo los delincuentes le decían que no se hiciera matar "por pendejadas". Luego lo amarraron. Se robaron computadores, GPS, un televisor, entre otros equipos de topografía. "Ni siquiera se salvó una alcancía de monedas de 500", contó la víctima.

Luego, este hombre comenzó a recibir unas extrañas llamadas. "Como se habían robado los equipos sin accesorios necesarios para su funcionamiento, llamaban a mi empresa a preguntar si yo los vendía. Los datos de los que llamaban los adjunté a la investigación, pero ¿sabe qué ha pasado?, nada". Denunciar ante el gremio este tipo de incidentes le ha costado amenazas a Romero. "Me llegó un mensaje de texto que decía: deje de joder tanto en los contratos marica o le buscamos apartamento en El Apogeo". Según el topógrafo David López, esta situación ya se les salió de las manos, incluso a las autoridades, porque las ventas de los equipos robados se hacen a plena luz del día sin ningún control.

Además de las pérdidas millonarias, los topógrafos ya hacen cuentas de sus muertos. El 26 de septiembre de 2007 murió, de un tiro en la cabeza, Jorge Ortiz, de 50 años y padre de cuatro hijos luego de haber sido atacado por una banda a plena luz del día, en la calle 185 con séptima, y el 25 de septiembre, de ese mismo año, la víctima fatal fue Sandra Diagama. Ella recibió dos tiros en el estómago cuando una banda la atacó en la calle 38 sur.

Mercado negro López dice que comprobó que en las compraventas ubicadas entre la calles 57 y 68, costado oriental de la avenida Caracas, y en las prenderías ubicadas entre las calles 6a. y 11, costado oriental, se encuentran los equipos. "Primero se hacen los bobos y luego sacan todo. Unos de hasta 30 millones de pesos que los venden a un millón o dos millones", contó. Lo peor de todo es que hasta las aseguradoras se niegan a respaldar los equipos topográficos, y quienes los contratan les piden a estos profesionales un vigilante, que puede costar hasta 3 millones de pesos. "No ganamos nada.

Todo va en contra de nosotros", dijo Romero. El gremio sabe que de la cadena ilegal también hacen parte los 'reducidores', bandas dedicadas a recibir los equipos robados para comercializarlos. "Hay dos ollas: una en la Estrada, entre las calles 68 y 80 y entre las avenidas 68 y Boyacá, y la otra queda en la carrera 10a., cerca del Bronx", contó López.

Acuña exige a las autoridades que avancen las investigaciones. "Que cierren las compraventas que compran equipos robados, que haya un listado de los mismos y que los contratistas exijan papeles de la procedencia de estos", aseveró.

* Nombres cambiados por seguridad.

Policía no tiene reporte de avances A pesar de que solo la Asociación Colombiana de Topógrafos ha registrado el robo de 47 equipos en 2012 -entre estaciones y GPS-, y este año la lista ya va por 47 y una persona denunciada por estafa, en varias ocasiones el gremio dice no haber recibido ni un solo resultado en las investigaciones. EL TIEMPO solicitó información a la Policía Metropolitana de Bogotá en cuanto a capturas, pero al cierre de esta edición no había ningún reporte

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.