Cosas que pasan La violencia en los medios

Cosas que pasan La violencia en los medios

29 de junio 2013 , 12:00 a.m.

Cincuenta años padeciendo un conflicto armado nos han habituado a los colombianos a considerar las muertes violentas como hechos comunes y corrientes. Nos estremece, si acaso, algún hecho particular, porque conocimos a la víctima, porque las condiciones del ataque fueron más atroces, o cuando es un niño. De resto, nos limitamos a exclamar "¡qué horror!" cada vez que los medios de comunicación informan sobre miles de muertes violentas que ocurren a diario en este maltratado país. Raras veces protestamos por tantos y tan continuos horrores. La convivencia con la violencia ha anestesiado en alguna forma nuestra manera de sentir y de proceder. Como dice Madeline Levine, psicóloga de la Universidad de California, "cuanta más violencia vemos, tanto mayor es el riesgo de volvernos tolerantes a la violencia en la vida real...

Quizás la violencia no nos disgusta tanto como debiera".

Transmitir habitualmente por TV, varias veces al día, hechos violentos afecta el desarrollo de niños y adolescentes, lo explica en interesante estudio Levine. Con el fin de ayudar a los padres de familia a darse cuenta del choque que producen en la mente de niños y jóvenes los mensajes violentos que envía la TV, la psicóloga gringa publicó un libro en EE. UU. en donde dice, por ejemplo: "Los efectos de los medios de comunicación no son triviales (...). La exposición repetida de actos violentos fomenta la agresividad y el pesimismo.

Y desensibiliza (...). Bajo la tutela de los medios de comunicación y a una edad cada vez más temprana, los niños están recurriendo a la violencia como primer recurso para resolver sus conflictos".

En Colombia, los noticieros nacionales de TV transmiten cuanto hecho violento registran sus corresponsales. Esos espacios, apodados "criminoticieros" por el sacerdote jesuita Alfonso Llano, además de abrumarnos hasta tres veces al día detallando casos de violencia nacional, complementan sus horarios transmitiendo episodios violentos y crímenes atroces cometidos en otros lugares del planeta. Por eso, para no amargarse más la vida, mucho televidente dejó de sintonizar esos noticieros. ¿Por qué la violencia es plato fuerte en los noticieros de TV? "Prima acaso el cliché tradicional:¿cuánta más sangre tanta más audiencia?", pregunta Levine.

Si en el país y en el mundo hay tanta noticia positiva, obras maravillosas, inventos, descubrimientos, ¿no será mejor ofrecerle esos temas al televidente en vez de saturarlo de sangre y violencia? Para la psicóloga californiana, "es infortunado, aunque no sorprendente, que, a pesar del bagaje de conocimientos que existe, los medios procedan con tanta superficialidad a la hora de cubrir el tema". Y puntualiza: "Las investigaciones demuestran de modo concluyente que los efectos de la violencia gratuita y excesiva son perjudiciales". Se sabe que protestar contra la violencia en TV no sirve para nada. Lo que dice Madeline Levine lo saben de sobra los empresarios de TV. Pero ellos están en otra cosa: en un negocio. Negocio que prospera a base de publicidad. Y por ser la publicidad el alimento de los medios de comunicación, en la TV la publicidad está desbordada. Ocupa más espacio que la violencia, que los deportes, que las telenovelas. La competencia por la sintonía obligó a los dos canales a enfrentar en horarios AAA programas similares y generó acumulación de cuñas muy molesta para el televidente.

En cuanto a programas de violencia, como Caracol revivió a Pablo Escobar, RCN revivió a los Castaño.La feroz competencia por el rating, que forzó a los rivales a hacer programas del mismo género en los mejores horarios, ha afectado la creatividad en detrimento de una TV más constructiva y más variada. En cuanto a la violencia en los medios, es evidente que seguirá punteando en TV, a pesar de los peligros que advierten los psicólogos. Porque la TV no es escuela. Es un negocio. lucynds@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.