¿Final de unos ciclos? De la turbulencia en los mercados financieros

¿Final de unos ciclos? De la turbulencia en los mercados financieros

29 de junio 2013 , 12:00 a.m.

Los ciclos económicos existen. La historia enseña, también, que hay ciclos ideológicos y políticos. Pero los seres humanos no nos acostumbramos a la idea de los ciclos; de que las situaciones cambian. Cuando las cosas van bien, suponemos que siempre van a ir bien. Cuando las cosas van mal, es difícil prever que puedan mejorar.

Todo parece indicar que estaríamos llegando al fin de un ciclo económico, relativamente corto. Se inició con la crisis financiera internacional del 2008, que generó una muy fuerte recesión económica, de la cual Europa no acaba de salir. Estados Unidos modificó entonces su política monetaria y fiscal en forma nunca antes vista. El señor Bernanke, presidente del Banco de la Reserva Federal -un economista-historiador con gran conocimiento de la crisis mundial de 1929- lideró la ejecución de una política de expansión monetaria extrema, que redujo las tasas nominales de interés en Estados Unidos a cerca de cero.

Los capitales buscaron destinos diferentes; inundaron a los países emergentes, lo que condujo a la devaluación del dólar y a la apreciación de nuestras monedas.

La abundancia de capitales, sumada a los altos precios de los productos básicos -el petróleo y el carbón, entre ellos-, trajo consigo una inusitada situación. En Colombia, como en otros países de América Latina, la economía creció, la inflación bajó, el financiamiento del Gobierno y del sector privado se abarató, se cubrió fácilmente el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos y se acumularon reservas internacionales.

Pero bastó el solo anuncio, hace unas semanas, de la Reserva Federal de que comenzaría a cambiar la postura monetaria en Estados Unidos, y se desaceleraría el ritmo de incremento de la oferta de dólares en el segundo semestre de este año y en el 2014, para que se produjera una impresionante turbulencia en los mercados financieros mundiales. Frente a un conjunto de países pares, la sobrerreacción colombiana fue la más pronunciada. En los últimos dos meses el peso se devaluó 6,1 por ciento y las tasas de interés de los papeles del Gobierno se elevaron -la tasa de los TES a todos los plazos, pero especialmente la de los más largos, subió exageradamente- y el índice de precios de las acciones en la Bolsa cayó 4,6 por ciento. La dirección de los flujos de portafolio ha comenzado a cambiar; hay capitales saliendo del país.

Lo más grave, sin embargo, han sido las pérdidas del sistema financiero (bancos, fondos de pensiones y fiduciarias), estimadas en 11,0 billones de pesos, como lo van a registrar los inversionistas en sus extractos del mes de junio.

Es probable que la incertidumbre y la turbulencia en los mercados se prolonguen, mientras estos se ajustan a las nuevas circunstancias. Situación que puede tomar un buen tiempo. Lo que aconseja cautela del Gobierno y del Banco de la República en el manejo de la economía. Lástima que en su reunión de ayer la junta del Banco no hubiera suspendido la compra de reservas internacionales y tampoco comprar TES.

* * * * Quién sabe, además, si el ciclo político mundial que se inició en 1990, después del colapso del muro de Berlín, caracterizado por el predominio del libre mercado frente a la intervención del Estado para orientar las economías, también esté llegando a su fin.

Los movimientos de protesta, particularmente los que se han registrado en Brasil, reflejan una inconformidad social que sorprende, si se tiene en cuenta que las políticas sociales redujeron los índices de la pobreza medida por ingresos. Y la respuesta de la presidente Rousseff, de convocar una asamblea constituyente en ese país, es un salto al vacío.

¿Señal de cambios más fuertes por venir?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.