Coroneles vinculados a caso de grafitero no aceptan cargos

Coroneles vinculados a caso de grafitero no aceptan cargos

Para hoy, a las 9:30 de la mañana, se tiene prevista la continuación de la audiencia de medida de aseguramiento contra los coroneles de la Policía José Javier Vivas y Nelson de Jesús Arévalo y la civil Nubia Mahecha, implicados en la investigación por la muerte del joven grafitero Diego Felipe Becerra en hechos ocurridos el 19 de agosto de 2011 en la avenida Boyacá con calle 116.

29 de junio 2013 , 12:00 a.m.

Ayer, durante las seis horas de diligencia, los dos coroneles y Mahecha, esposa del conductor de buseta (privado de la libertad) que aseguró que Becerra, supuestamente lo había atracado ese día, no aceptaron los cargos de la Fiscalía por los delitos de fraude procesal, ocultamiento o destrucción de pruebas, falsedad ideológica en documento público, porte ilegal de armas de fuego y favorecimiento de homicidio.

El fiscal del caso, que pidió medida de aseguramiento para los dos coroneles y para la señora, aseguró que "constituyen un peligro para la sociedad y estando en libertad podrían entorpecer la investigación".

En la audiencia de hoy se definirá la suerte de los implicados teniendo en cuenta dos escenarios: que la jueza 64 de control de garantías encuentre débiles las pruebas y los deje libres, que les otorguen la casa por cárcel o, en el caso de los uniformados, que sean enviados a una guarnición policial.

En la misma diligencia, los abogados de la defensa tendrán derecho a revaluar cada una de las 18 pruebas que maneja la Fiscalía para inculpar a los investigados.

Ayer, el fiscal y la jueza del caso denunciaron que en plena audiencia una mujer, que pertenecería a la Sipol de la Policía, estaba grabando lo que ocurría en la sala sin autorización.

Además de los dos coroneles y de Nubia Mahecha, la justicia mantiene tras las rejas a los policías Wílmer Alarcón, Rósemberg Madrid Orozco, Juan Carlos Leal Barrera, Nelson Daniel Rodríguez y Freddy Navarrete, y al exasesor jurídico de esa institución Héctor Hernando Ruiz Echavarría. La muerte del joven grafitero Diego Felipe Becerra ha despertado la indignación de los bogotanos desde hace dos años.

Denuncian seguimientos familia de becerra teme por integridad de fiscales Gustavo Trejos, padre de Diego Felipe Becerra, de 16 años, reiteró su preocupación por la seguridad de su familia y de representantes de la Fiscalía ante, según el, los constantes seguimientos de los que son víctimas por parte de personal de inteligencia de la Policía.

En el momento de la muerte del grafitero, el coronel Vivas era el subcomandante de la Policía de Bogotá y Arévalo era comandante de la Policía de la localidad de Suba. Por su parte, el general Francisco Patiño, también involucrado, era el comandante de la Metropolitana de Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.