Conexión al túnel, un primer paso para la ciudad de la montaña

Conexión al túnel, un primer paso para la ciudad de la montaña

28 de junio 2013 , 12:00 a.m.

Muchas obras se construyen para ensanchar las Autopistas de la Prosperidad, un propósito de Antioquia por mejorar su infraestructura vial; y una de las obras que se contribuye busca la salida al mar y es la conexión vial del túnel de occidente. Serán 4,1 kilómetros que conectarán a Medellín con la boca del túnel por el cauce de la quebrada La Iguaná.

Con trabajos iniciados este año, el proyecto estará terminado en el mes de marzo del 2015, y ha contado con recursos de la Gobernación de Antioquia y de la Alcaldía de Medellín.

La conexión contempla la construcción de cuatro puentes vehiculares, tres conectividades peatonales, un colector de aguas residuales y la siembra de cinco mil árboles.

"Concluida esta obra, Medellín quedará a cinco horas de la región de Urabá", enfatiza el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo Valderrama.

El río del futuro Aunque las obras de infraestructura son necesarias para la región se hacen más importantes cuando también mejoran el hábitat de los pobladores. Un ejemplo claro de esto lo puede dar el proyecto que aumenta el espacio vital de cada ciudadano de cuatro a 14 metros cuadrados por habitante, el cual fue presentado hace poco, el Parque del Río Medellín, y que contempla una inversión total de 1,9 billones de pesos y la intervención de 424 hectáreas adyacentes al río.

Este parque transformará por completo a Medellín, pero también impactará a los demás municipios del Área Metropolitana. "Es uno de los proyectos más grandes y trascendentales para la ciudad", asegura el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa. Son tres sectores y ocho tramos, con una extensión de 26,3 kilómetros, que iniciarán con una obra piloto, que va desde el sector de Industriales hasta la calle Colombia, y contempla la construcción de pasos deprimidos y enormes jardines que le cambiarán la cara al centro de Medellín.

Hábitat innovador en Naranjal Sin duda una de las intervenciones urbanas más esperadas en Medellín es la del Plan Parcial de Naranjal, que contempla una renovación urbanística total en este sector del centro de la ciudad, hoy ocupado por talleres de mecánica y pequeñas empresas, que en unos años se convertirá en el sector residencial más moderno e innovador del país.

Allí se construirán 1.177 viviendas, 123 locales comerciales y 904 oficinas, en un entorno autosostenible, en el que además se montará un moderno sistema de recolección de basuras por ductos, denominado Envac, que transporta los desechos bajo tierra y los entrega separados, en orgánicos e inorgánicos, en un acopio ubicado a las afueras de la ciudad.

Este sistema se implementará contando con el conocimiento y la tecnología sueca, un país que ha sido pionero en esta, que se retroalimenta de las experiencias urbanísticas de la Empresa de Desarrollo Urbano, para lograr un propósito en común, que es la construcción paulatina de una ciudad sostenible y sustentable.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.