Como las 'crepes' parisinas

Como las 'crepes' parisinas

28 de junio 2013 , 12:00 a.m.

París es la torre Eiffel, los puestos de libros de segunda al lado del Sena, las ventas de quesos y de ostras de la Rue Mouffetard, el impresionismo del museo de Orsay.

Sí, todo eso. Pero también las crepes que ofrecen en minúsculos puestos que se le cruzan al caminante en cualquier calle. Puestos que rara vez tienen más de dos metros de frente y en los cuales, a la vista del cliente, que se va antojando, el cocinero le da forma a la crepe sobre unas típicas planchas redondas. Luego las dobla con precisión, las mete en una especie de cucurucho, cobra lo suyo y atiende al siguiente de la fila. Porque ante los buenos puestos -que son casi todos: las crepes son una institución francesa- suele haber fila.

Crepes de cucurucho, diría yo, que están emparentadas con las crepes salsudas que exigen plato y cubiertos, pero que no son las mismas.

De estas crepes montaron un pequeño restaurante que lo anuncia claro desde el nombre: Una Crepería. Aunque en este local hay mesas y los comensales pueden sentarse, y hay platos y cubiertos, las crepes llegan en el típico cucurucho, y evocan las crepes parisinas. Y les dan la talla.

De la amplia variedad, entre las crepes de sal me gustaron mucho la típica de jamón y queso, la de la casa -con jamón de pavo, mozzarella, cebolla caramelizada y manzana-, la de salmón ahumado y una con tomates secos y tomates frescos, que se llama Roma. De las crepes dulces me iré siempre por la de Nutella. A veces con banano.

Una Crepería también tiene en su carta paninis y media docena de ensaladas muy bien logradas. Mi favorita es la que lleva lechuga, pavo, almendras, cranberries y queso azul, con una vinagreta a base de balsámico. Recomendada.

Adoro París, caminar a orillas del Sena, leer en una de las bancas del jardín de Luxemburgo, probar los Beaujolais jóvenes, curiosear el barrio chino, comer los mejillones de un local sin apariencias cerca de La Bastilla, montar en bicicleta por el boulevard Saint Germain. Y extraño sus crepes, aunque ahora voy a Una Crepería para recordar escenas parisinas mientras como allí.

.

Una Crepería. Calle 90 No. 14-45. Teléfono 743-2864.

elcalderodesancho@yahoo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.