Por atentar contra cerros, frenan urbanización de lujo

Por atentar contra cerros, frenan urbanización de lujo

28 de junio 2013 , 12:00 a.m.

Por encontrarse en una zona que hace parte de la reserva de protección de la cuenca alta del río Bogotá y que tiene restricciones de uso de acuerdo con lo establecido por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Corporación Autónoma Regional (CAR) ordenó la suspensión inmediata de las actividades de construcción del proyecto urbanístico Green Park, localizado en el kilómetro 9 de la vía Bogotá-La Calera.

De acuerdo con la autoridad ambiental, dichas obras están generando afectaciones sobre el paisaje, la flora y la fauna de la zona, por cuenta de las emisiones atmosféricas, el ruido, los escombros emanados y el manejo que se está haciendo de estos.

Así mismo, señala que el proyecto "se encuentra dentro de la ronda y las márgenes hídricas del río Teusacá, fuente que se debe acoger como un área protegida de orden municipal, según lo establecido en el acuerdo municipal 11 del 27 de agosto del 2010 con el que se ajustó el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) del municipio de La Calera".

La imposición de esta medida preventiva estará a cargo de la alcaldía de La Calera, que se encargará de adelantar las diligencias de suspensión e imposición de sellos.

El proyecto urbanístico Green Park, tal y como está diseñado, contempla la construcción de apartamentos residenciales entre los 70 y los 180 metros cuadrados en cinco torres con igual número de pisos cada una, además de piscina de agua termal, jacuzzi, gimnasio, canchas de tenis y de fútbol.

El proyecto cuenta con el respaldo de las empresas Meridian, Empricol y Germán Osorio y CIA Constructores.

También promete a sus compradores amplias zonas campestres, e incluso en su página web se lee un eslogan de venta que dice: 'El canto de los pájaros es gratis'.

Este complejo residencial se estaba construyendo en un lote en el que anteriormente funcionó el centro estético La Calera Health Spa, que según la respectiva licencia emitida en su momento tenía como objeto la construcción, en la modalidad de obra nueva, de apartamentos con servicios hoteleros y de un centro vacacional.

Por su parte, Luisa Camacho, de la veeduría ambiental de La Calera, señaló que venía advirtiéndole a la CAR sobre el riesgo ambiental de este proyecto desde febrero del 2012. "Habíamos presentado la denuncia sobre la afectación de la ronda del río mediante un derecho de petición en el que solicitábamos que se verificaran las obras adelantadas hasta esa fecha y se revisaran los permisos ambientales", explicó Camacho.

Aunque la veeduría celebra la decisión de la CAR en el sentido de suspender las obras, también le piden a la autoridad que esta sea una medida definitiva, pues temen que en los próximos meses se reanuden las obras.

La CAR advirtió que, de llegar a presentarse el incumplimiento de esta medida preventiva por parte de los constructores, se estaría agravando la responsabilidad en materia ambiental que ya pesa en su contra.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.