Manuel Navarro: dos décadas 'Contrarreloj'

Manuel Navarro: dos décadas 'Contrarreloj'

El actor español Manuel Navarro tiene una relación muy íntima con Contrarreloj, la obra que se presenta por estos días en la Casa del Teatro Nacional.

26 de junio 2013 , 12:00 a.m.

En los años 90, este actor, conocido en Colombia por su papel de Juan Sámano en La Pola, fue quien descubrió el texto del también español Carlos Zabala y, por primera vez, montó la obra, la dirigió y protagonizó con su compañía, Teatro de Papel.

Más de 20 años después, y muy lejos de su natal Murcia, Navarro vuelve a dirigir este montaje, que habla de las mentiras y las expectativas de los padres en relación con sus hijos.

Lo hace, además, a unas semanas de la muerte de su padre. "Eso me aporta un factor más de sentimiento a la hora de poner en escena este texto, porque la obra habla de esas deudas que todos tenemos con los papás", dice. Contrarreloj es la historia de un actor sustituto del protagonista de una obra de teatro, que lucha por cumplir las expectativas de su padre, quien está convencido de que su hijo triunfa en una compañía de teatro como actor principal.

Y aunque no es el caso de Navarro, quien siempre ha interpretado personajes principales, la obra sí le recuerda la relación que tuvo con su padre al comienzo de su carrera actoral. "Toda mi vida tuve un contencioso con él porque no quería que me dedicara a esto, hasta que mi carrera se encauzó y él se sintió orgulloso. Yo sostengo que el padre siempre es el primer héroe, pero después hay que hacer que se sienta orgulloso de ti. Ese es el conflicto de la historia", agrega el director de la obra, a la que define como una "comedia íntima".

Contrarreloj es protagonizada por Kriss Cifuentes y Gustavo Navarro, quienes interpretan al actor sustituto y a un técnico de luces y sonido de El zoológico de cristal, de Tennessee Williams, y se desarrolla en el intermedio de la obra, cuando el público no está. "En esta obra se rompe la cuarta pared. Ignoramos el hecho de que hay público en la sala y nos planteamos que está vacía porque transcurre en el intermedio entre la función de tarde y de noche, que es cuando el actor sustituto aprovecha para cumplir sus deseos de actuar", dice Navarro, quien, después de La Pola se quedó en Colombia y presentó también la obra de teatro Palabras encadenadas, con Carolina Ramírez. Para él, que lleva tres años en el país, este es un lugar perfecto para un actor. "Aquí la gente quiere y respeta a sus actores, mientras que España es una sociedad cainita (que se mata entre sí, como Caín y Abel) respecto a sus artistas", dice Navarro

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.