'Mi venganza está solo en la ficción'

'Mi venganza está solo en la ficción'

25 de junio 2013 , 12:00 a.m.

Steve Schirripa es un hombre con una mirada ruda y es famoso por sus actuaciones como mafioso, en especial su papel del gánster Bobbi Baccalieri en la serie Los Soprano, que por estos días ha obtenido resonancia nuevamente, dada la muerte de su protagonista, James Gandolfini.

Ahora Schirripa ha vuelto a llamar la atención, pero no por la muerte de su amigo y compañero, sino por su trabajo en Dulce venganza, que se estrena este jueves, a las 10 p.m. por el canal de televisión paga Investigation Discovery. Se trata de un programa que analiza algunos casos que giran alrededor de crímenes reales relacionados con la revancha y sus consecuencias. "La gente venganza se relaciona con el karma, con esa idea de que lo que haces se te devuelve. En esta producción se muestran esos casos", explica.

"Una vez entrevisté a personas en Nueva York y, en la mayoría de los casos, a los que no les gustaría estar en una situación que los lleve a impartir justicia por su propia mano", asegura Schirripa, en una charla telefónica con EL TIEMPO.

Aunque siempre ha sido el malo en en el cine y la televisión, reconoce que se siente mucho mejor en otros terrenos de la actuación. "Gracias a Dios nunca le he hecho daño a nadie; tal vez pensaría en ello si fuera en defensa propia o por salvaguardar a mi familia. Mi venganza está solo en la ficción", afirma.

Dice sentirse más identificado con su trabajo en la serie juvenil La vida secreta de una adolescente americana (en la que compartió escena con la actriz colombiana Paola Turbay). "Tengo dos hijas, de 17 y 21 años; esa propuesta se acerca a lo que soy", sostiene.

Eso sí, sin olvidar que creció en Bensonhurst, una zona dura de Brooklyn (Nueva York), en la que tuvo que convivir con mafiosos de verdad; gente que usaba la retaliación como parte de su vida diaria.

"Hay quienes piensan que ser de origen italiano y haber actuado en Los Soprano, implica que tenga algo de ellos, pero no es así. No todos los italianos son mafiosos, como tampoco todos los negros son raperos".

Acerca de Dulce venganza, dice que se trata de un espacio que conduce al televidente a pensar acerca de su reacción ante un hecho en el que se piense en la venganza como último recurso. "No es una apología, más bien es un ejemplo para reflexionar", finaliza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.