La sostenibilidad de las empresas de ingeniería

La sostenibilidad de las empresas de ingeniería

25 de junio 2013 , 12:00 a.m.

La amenaza que pende sobre la sobrevivencia de las empresas de ingeniería de construcción y consulta, y de los contratistas, consultores y personas naturales, es la imposibilidad de ofrecer sus servicios a su cliente por excelencia, el Estado, debido a las exigencias y requerimientos en aspectos técnicos y financieros, que los están dejando por fuera del mercado.

En efecto, el convencimiento de las entidades contratantes de que quien debe tener los recursos para adelantar contratos de obra o consultoría es quien vende, léase contratista, y no quien compra, léase contratante, o el cálculo de la capacidad de contratación -K de contratación-, después de la expedición del Decreto 734 de 2012, son factores que amenazan la sostenibilidad de la contratación de nuestros ingenieros y sus empresas de ingeniería.

Desde principios de este mes, está publicada en la página del Secop, www.

contratos.gov.co, la versión 5.0 del proyecto de decreto elaborado por la Agencia Nacional de Contratación (ANC). Analizado el texto, debemos afirmar que hay avances respecto de las cinco versiones anteriores. sigue la preocupación Se puede concluir que la prudencia le indicó a la Agencia Nacional de Contratación la no derogatoria, total, del decreto 734 de 2012, pero seguimos teniendo muchas preocupaciones.

En efecto, el texto propuesto mantiene elementos inconvenientes. Veámos: 1.Se insiste en evaluar la capacidad operacional en función de la rentabilidad (Artículo 10).

2.El cálculo de la capacidad residual de contratación está íntima y exclusivamente relacionada con el flujo de caja libre, las valorizaciones y el patrimonio. (Artículo 18).

3.En el artículo 22 no se establece el orden de los criterios de selección, y dado que son factores que influyen en el desempate, es necesario reglar su orden para evitar la discrecionalidad.

4.La exigencia de constitución de patrimonio autónomo que se hace el Artículo 23 solo encarece el contrato. Recordemos que los recursos del anticipo están garantizados con pólizas.

5.El Artículo 39 no establece expresamente los criterios a evaluar en los concursos de méritos y deja abierta la posibilidad a la aparición de criterios subjetivos como metodología por ejemplo.

6.Artículo 95 da un plazo de tres meses para tener documentos tipo, que podría ser prorrogado y, por ende, queda pendiente el aspecto fundamental: los pliegos.

VOLVER A LO ANTERIOR Teniendo en cuenta que el tema más álgido es el de la capacidad de contratación, podríamos atrevernos a proponer alguna fórmula que tenga en cuenta los factores de capacidad técnica o de conocimiento o en caso último, retomar la fórmula anterior para el cálculo del K, cuya glosa era que podría estar sobrevalorado, situación que podría superarse con la eliminación del factor de paridad internacional, y retomar la definición de capacidad residual como la diferencia entre la capacidad de contratación y los saldos pendientes de ejecutar en los contratos vigentes, o en su defecto, tener en cuenta los ingresos operacionales del mejor año entre los últimos cinco, y a este aplicarle un factor de crecimiento.

A manera de ejemplo, antes del decreto 734 de 2.012, un proponente que demostraba experiencia de diez años, un capital de trabajo de cien millones de pesos, capacidad técnica acorde con la obra a ejecutar, una modesta organización y una disponibilidad de equipos, podría presentarse a licitar una obra hasta de mil millones de pesos, ganársela y ejecutarla fácilmente. Hoy, ese mismo profesional, con la exigencia de la norma en comento, no puede participar en una licitación que exceda de cien millones de pesos. Para finalizar, basta decir que la voluntad política de los contratantes, la aplicación de los principios de la Ley 80 de 1993 y la erradicación de la discrecionalidad en la elaboración de pliegos de condiciones pueden garantizar la permanencia, en el tiempo, de nuestras empresas de ingeniería y el ejercicio adecuado de la profesión de ingeniero en el noble oficio de ser consultor o constructor, es decir, gestor de desarrollo y progreso de nuestro país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.