Secciones
Síguenos en:
EN NUEVA ORLEANS SOBREVIVE EL JAZZ

EN NUEVA ORLEANS SOBREVIVE EL JAZZ

Nueva Orleans, la ciudad que pasa por ser la cuna del jazz, todavía mantiene numerosos locales que, aún afectados por cierta decadencia, ofrecen cada noche espectáculos musicales sentidos y auténticos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de septiembre 1997 , 12:00 a. m.

En los tiempos del dixieland y antes de que tuviera lugar el éxodo de músicos hacia Chicago y Nueva York, proliferaron en la húmeda Nueva Orleans estos locales que han acumulado mugre y ambiente durante años y que hoy se ven obligados a luchar por su supervivencia.

En calles bordeadas por enormes robles cubiertos de musgo, el visitante se encuentra con algunos de esos locales de verdadero jazz en una ciudad que rezuma sabor sureño y autenticidad.

Las actuaciones raramente comienzan antes de las diez de la noche aunque, en el que tal vez sea el más antiguo de estos establecimientos, el Preservation Hall, calle St. Peter, en pleno barrio francés, lo hacen a las ocho de la tarde.

En él, con un poco de paciencia y aguantando la tradicional afluencia de público, se pueden escuchar hasta la medianoche temas de Louis Armstrong, Jelly Roll Morton, Kid Ory y King Oliver interpretados por bandas que raramente superan la media de edad de 65 años.

Por lo que a solera y calidad musical se refiere, también es importante Tipitina s, instalado en un almacén de hielo del distrito universitario.

Su nombre procede del famoso tema del pianista de Nueva Orleans profesor Longhair y en el actúan, además de los habituales Dr. John, Ellis Marsalis y Allen Toussaint, algunos de los músicos más importantes del jazz actual en los Estados Unidos.

También es interesante el Lion s Den, propiedad de Emile Jackson y su esposa, Irma Thomas, la reina del sol de Nueva Orleans.

Esta, que hizo famosos los temas Time is on my side (mucho antes de que lo popularizaran los Rolling Stones) y I done got over, actúa de vez en cuando en su propio local donde se ofrece un ambiente recogido y familiar.

Dentro del barrio francés, el Palm Court Jazz Café y el Funky Butt son dos lugares en los que se pueden encontrar actuaciones de interés.

Especialmente atractivo es el Funky Butt por su decoración art déco, sus vidrieras y su rara colección de objetos relacionados con la música.

Sin embargo, no son muchos los establecimientos disponibles en la ciudad para los amantes de las últimas tendencias del jazz. La gran mayoría de ellos optan por estilos tradicionales, en consonancia con el pasado y la propia estética de la ciudad.

Como ejemplo de esa tendencia a conservar el aire decimonónico baste con mencionar los tranvías que todavía circulan por ella, modelos exactos de los que lo hicieran a principios de siglo.

De todas maneras, en esta ciudad arropada por el pasado se encuentra el Snug Harbor donde, además de poder cenar, se presentan diariamente grupos que están trabajando en tendencias más recientes.

En su programación es frecuente encontrar a los hermanos Marsalis, Frank Morgan, McCoy Tyner o Nicholas Payton, por citar algunos ejemplos.

También puede haber sorpresas musicales en algunos clubes mucho menos ortodoxos. Entre ellos, cabe destacar el Siam Café, alojado en un oscuro edificio del siglo pasado, con balcón de hierro forjado y un enorme jazmín.

No hay que olvidarse de Check Point Charlie s, donde se puede poner la ropa a lavar mientras se disfruta de, en ocasiones, buena música, ni del Showcase Lounge, un alejado lugar del barrio francés y en el que se suele ofrecer blues pero que es poco frecuentado por audiencia blanca, A todos estos locales de la noche del jazz en Nueva Orleans se han sumado recientemente algunos otros instalados por grandes cadenas del espectáculo que han visto, en el particular carácter musical de la ciudad, un buen negocio.

Entre ellos, los más exitosos han sido the house of blues y margaritaville. En ambos se ofrecen actuaciones de calidad (caras) y servicio de comida americana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.