ULTIMÁTUM A GRADINSA!

ULTIMÁTUM A GRADINSA!

A Gradinsa sólo le quedan nueve días para salvarse de la liquidación. De acuerdo con el representante de los trabajadores, Reynel Ospina, la junta concordataria de la procesadora de aceite tolimense le dio un ultimátum a sus propietarios para que concreten una fórmula salvadora.

18 de junio 1997 , 12:00 a. m.

En su última reunión los acreedores de Gradinsa le dieron un nuevo plazo al gerente de la empresa, Mauricio Lizarralde, para que cristalice alguna de las propuestas del gobierno iraní y varios inversionistas de Bolivia y Colombia que han mostrado interés en comprar la planta.

Aunque el agregado comercial de la embajada del Irán, Majid Salehi, le planteó a Lizarralde la posibilidad de crear una sociedad para trasladar la planta a la República Islámica o de adquirir la totalidad de sus equipos, existe preocupación en algunos miembros de la junta concordataria que afirman que hasta el momento no se ha concretado nada y sólo hay buenas intenciones.

Por su parte, a finales de mayo el gerente de Gradinsa señaló que en Bolivia existen condiciones para trasladar la empresa. El sector agrícola está creciendo en Santa Cruz de la Sierra y la semilla de algodón (materia prima del proceso) no se aprovecha , dijo Lizarralde quien añadió que habría la posibilidad de conformar una sociedad de riesgo compartido bien sea con los iraníes o los bolivianos.

Y mientras se define la suerte de la planta, también existe preocupación entre sus empleados por el pago de la deuda laboral que asciende a 615 millones de pesos. Nos deben cuatro quincenas y ya le dijimos al gerente que no seguiremos trabajando si no se nos garantiza un seguro o protección contra riesgos laborales , señaló Reynel Ospina quien agregó que hasta el viernes anterior la planta estaba paralizada.

Grandinsa le debe cerca de 5.500 millones de pesos a varias entidades financieras entre las que se cuentan Corfinorte, el Banco Ganadero, Banco Popular y Bancoquia.

La apertura económica, la caída en la cosecha algodonera y el contrabando de aceite proveniente de Venezuela y el Ecuador obligaron a que esta procesadora de oleaginosas se declarara en concordato desde mediados de 1995.

Gradinsa le debe a los bancos cerca de 5.500 millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.