Secciones
Síguenos en:
CÓMO LE PARECE

CÓMO LE PARECE

Si Deportivo Cali o América llegan a la final de la Copa Libertadores, no podrán jugar en el estadio Pascual Guerrero. Sorpresa? Para nada. Desde el 9 de enero, cuando se realizó la reunión de Comité Ejecutivo de la Confederación en el Hotel Radisson de Bogotá, se determinó que los estadios deben cumplir con algunas normas de seguridad y capacidad.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

Si Deportivo Cali o América llegan a la final de la Copa Libertadores, no podrán jugar en el estadio Pascual Guerrero. Sorpresa? Para nada. Desde el 9 de enero, cuando se realizó la reunión de Comité Ejecutivo de la Confederación en el Hotel Radisson de Bogotá, se determinó que los estadios deben cumplir con algunas normas de seguridad y capacidad.

La Comisión Técnica de la Conmebol determinó que la capacidad mínima de los estadios para la fase final debe ser de 50.000 espectadores. En Colombia solo dos estadios cumplen con esa norma: el Atanasio Girardot y el Metropolitano. Es decir que si llegan a la final, habrá que buscar las tribunas móviles.

El otro caso es el de la Copa América. Al estadio El Campín le caben 46.312 espectadores. Se podrá jugar la final en Bogotá? La capacidad del estadio incluye los puestos de prensa? Pregunta para el Comité Organizador Local...

No quedaron nada contentos los directivos de Santa Fe con el rendimiento del equipo en el partido del domingo contra el Huila, en especial de los delanteros. Por eso salieron a buscar a Léider Preciado, que hace rato no juega en el Racing de Santander. Qué le pasará a Léider, que no se puede consolidar en España? Con la camiseta roja siempre marcó goles.

La Dimayor les dio ocho días más de plazo a algunos equipos de la Primera B para cumplir con los requisitos que les permitan participar en el torneo. El caso más patético es el de los equipos antioqueños: de tres que había el año pasado, solo uno está fijo, Bello Fútbol Club.

La ficha de Rionegro sería cedida al Unión Meta, que el año pasado tuvo serios problemas económicos y por eso Cortuluá, el dueño de ese derecho, lo cedió al Chicó Fútbol Club. Ojalá esta vez sí tengan con qué pagar, al menos los arbitrajes.

Itaguí, que el año pasado era filial del Medellín, hasta ahora no ha podido cumplir con el presupuesto de 500 millones de pesos que pide la Dimayor. Caso preocupante: si el Medellín no tenía cómo pagar los sueldos de los jugadores...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.