Secciones
Síguenos en:
50 MILLONES DE NIÑOS POR SALVAR

50 MILLONES DE NIÑOS POR SALVAR

La vida de un niño podía haberse comprado con diez centavos de dólar, a veces 13. El precio de una vacuna. Pero no se hizo. A cambio, el mundo ha ido presenciando la matanza silenciosa que él mismo protagonizó: la de tantos millones de niños que ni siquiera los más osados estadígrafos han contado.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

Cada día, mueren en el mundo ocho mil niños por sarampión, tosferina y tétano. Cada día, mueren otros siete mil por deshidratación y diarrea. Cada día también, la neumonía mata a seis mil más.

Y no han sido muertes de la pobreza. Simplemente, los adultos olvidaron a sus niños.

Durante el decenio de los noventa, las proyecciones no son más alentadoras: casi 150 millones de niños morirán, dice un informe de Unicef. De ellos, 25 millones podrían salvarse gracias a los adelantos tecnológicos. La vida de otros 25 millones más también podría garantizarse.

Para ello, se necesitaría una inversión anual de 2.5 mil millones de dólares. Demasiado para el mundo? Las empresas norteamericanas gastan 2.5 mil millones de dólares en publicidad de cigarrillos. El vodka que consume mensualmente el pueblo soviético vale 2.5 mil millones de dólares. El mundo destina cada día 2.5 mil millones de dólares a los gastos militares.

No los valen 50 millones de niños? Colombia presente La respuesta estará en la decisión política de los gobernantes. Se tratará de apoyar las más elementales ofensivas para salvar sus vidas. Darle prioridad a la infancia durante este último decenio del siglo significará aclarar objetivos estratégicos, y determinar los medios legales, técnicos y programáticos necesarios para una acción sostenida que congregue el mayor número de voluntades.

Las vidas de 50 millones de niños serán barajadas entre las manos de ochenta jefes de Estado que se reunirán en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, durante los dos últimos días de este mes. Será esta la primera vez que los más altos dignatarios de países desarrollados y en vías de desarrollo se reunirán para hablar exclusivamente de niños. Para acordar la fórmula capaz de darles una mejor oportunidad en la vida. El Presidente colombiano César Gaviria estará también presente.

Y las cifras que encontrará durante la Cumbre Mundial en favor de la Infancia serán elocuentes: la supervivencia de la infancia deberá juzgarse como el principio de una nueva ética mundial. El legado al siglo XXI del final del XX que se desea convertir en un decenio de esperanza no puede seguir siendo un legado de horror. Salir de la vergenza No es difícil cambiar el curso letal. El Tercer Mundo asiste cada día a la muerte de 40.000 niños menores de cinco años. Pero las causas, en dos de cada tres casos, se pueden evitar: las seis enfermedades de la infancia prevenibles con vacunas; diarrea, infecciones respiratorias agudas, desnutrición que a veces comienza durante el embarazo, falta de agua potable e higiene. Entre ellas también se incluyen a las madres y la poca atención que se les brinda antes y después del parto.

Los expertos internacionales consideran que la década de los 80 fue perdida para América Latina y El Caribe: el ingreso medio por habitante descendió en cerca de 10 por ciento. En la gran mayoría de los países, la magnitud de la pobreza creció. La deuda social recayó sobre las mujeres y los niños, los menos responsables de la crisis.

Sin embargo, para evitar la enfermedad y las defunciones no se requieren condiciones económicas favorables. Existen tecnologías sencillas de probada eficacia, amplia cobertura, bajo costo y fácil aplicación. Asumirlas será el punto de decisión de los ochenta jefes de Estado convocados del 27 al 29 próximos, a través de Unicef, por iniciativa de los gobiernos de Canadá, Egipto, Malí, México, Pakistán y Suecia.

Las acciones incluyen la inmunización universal mediante campañas masivas de vacunación; la rehidratación oral; la lactancia materna, motivándola hasta por lo menos el cuarto mes de vida; el espaciamiento de los nacimientos; el ataque contra la desnutrición y la educación de los padres. Progresos en el país Las prioridades se sustentan en las cifras: el sarampión solo mata a cerca de 1.5 millones de niños por año, y se le puede evitar con una inyección que cuesta 13 centavos de dólar. La diarrea causa 2.5 millones de muertes mientras un paquete de sales hidratantes que impide la deshidratación vale 10 centavos de dólar. Solo el 40 por ciento de la población rural del mundo dispone de agua potable; 99 por ciento del medio millón de muertes maternas ocurre en los países en desarrollo por falta de cuidados. Y si se mencionan las infecciones respiratorias que matan a 1.5 millones de niños, con menos de un dólar pueden comprarse los antibióticos que las curan.

La situación es similar en los países en desarrollo. Colombia también tendrá que comprometerse en el empeño mundial, a pesar de encontrarse en situación algo más privilegiada por varios programas presentados al mundo como ejemplo. Entre ellos, las Jornadas Nacionales de Vacunación, la formación de Vigías de la Salud y la Escuela Nueva.

De cumplirse los objrtivos, estos significarán disminuir en el país la tasa de mortalidad de 42 por mil nacidos vivos a 21. En números, se traduciría así: entre 1985 y 1990, murieron 220.161 colombianos menores de un año. La cifra bajaría a 162.796 en el primer quinquenio de los 90, y a 133.097. En otras palabras, de 126 muertes diarias, bajaría a 89 y luego a 73.

Vale la pena hacer el esfuerzo? No bastará el compromiso de los jefes de Estado. En esa nueva ética, frente a la esperanza del decenio, deberán comprometerse todos los habitantes del mundo. Con los ojos puestos, por primera vez, en los niños. PROBLEMAS Y METAS Problema: Cada año mueren casi 15 millones de niños menores de cinco años. Meta: Reducir la tasa de mortalidad de menores de cinco años en todos los países en un tercio o a setenta de cada mil nacidos vivos. Lograr la inmunización universal de más del ochenta por ciento de los niños. Eliminar el tétano neonatal en 1995. Reducir a 95 por ciento las muertes por sarampión. Problema: Medio millón de madres mueren anualmente como consecuencia de embarazo o parto. Meta: Reducir a la mitad la tasa de mortalidad materna. Garantizar el pleno acceso de las parejas a la educación para el espaciamiento de los nacimientos. Problema: Un cuarenta por ciento de los menores de cinco años en los países en desarrollo sufre de desnutrición. Metas: Reducir a la mitad la tasa de desnutrición. Capacitar a las madres para proporcionar lactancia materna. Suprimir la deficiencia de yodo y eliminar en forma total la ceguera y las enfermedades consecuentes de la carencia de vitamina A. Problema: La mitad de los niños del mundo en desarrollo tienen acceso al agua potable, y menos a las instalaciones sanitarias. Meta: Acceso universal al agua potable y a medios sanitarios de eliminación de los excrementos. Problema: Casi cien millones de niños en edad escolar no participan en ningún programa de educación primaria. Meta: Acceso universal a la educación básica y la conclusión de la educación primaria para por lo menos el ochenta por ciento de los niños. Problema: Aproximadamente el cincuenta por ciento de las mujeres adultas y el treinta por ciento de los hombres adultos son analfabetas. Meta: Reducir la tasa de analfabetismo de adultos a por lo menos la mitad, con énfasis en la alfabetización de las mujeres y en la educación para el cuidado de la salud. Problema: Los niños sufren más la guerra y son también víctimas de explotación y abuso. Meta: Mejorar la protección de los niños en circunstancias especialmente difíciles. Instrumentos para la aplicación de los Derechos Universales del Niño. NIÑOSPROBLEMAS Y METAS Problema: Cada año mueren casi 15 millones de niños menores de cinco años. Meta: Reducir la tasa de mortalidad de menores de cinco años en todos los países en un tercio o a setenta de cada mil nacidos vivos. Lograr la inmunización universal de más del ochenta por ciento de los niños. Eliminar el tétano neonatal en 1995. Reducir a 95 por ciento las muertes por sarampión. Problema: Medio millón de madres mueren anualmente como consecuencia de embarazo o parto. Meta: Reducir a la mitad la tasa de mortalidad materna. Garantizar el pleno acceso de las parejas a la educación para el espaciamiento de los nacimientos. Problema: Un cuarenta por ciento de los menores de cinco años en los países en desarrollo sufre de desnutrición. Metas: Reducir a la mitad la tasa de desnutrición. Capacitar a las madres para proporcionar lactancia materna. Suprimir la deficiencia de yodo y eliminar en forma total la ceguera y las enfermedades consecuentes de la carencia de vitamina A. Problema: La mitad de los niños del mundo en desarrollo tienen acceso al agua potable, y menos a las instalaciones sanitarias. Meta: Acceso universal al agua potable y a medios sanitarios de eliminación de los excrementos. Problema: Casi cien millones de niños en edad escolar no participan en ningún programa de educación primaria. Meta: Acceso universal a la educación básica y la conclusión de la educación primaria para por lo menos el ochenta por ciento de los niños. Problema: Aproximadamente el cincuenta por ciento de las mujeres adultas y el treinta por ciento de los hombres adultos son analfabetas. Meta: Reducir la tasa de analfabetismo de adultos a por lo menos la mitad, con énfasis en la alfabetización de las mujeres y en la educación para el cuidado de la salud. Problema: Los niños sufren más la guerra y son también víctimas de explotación y abuso. Meta: Mejorar la protección de los niños en circunstancias especialmente difíciles. Instrumentos para la aplicación de los Derechos Universales del Niño.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.