Secciones
Síguenos en:
CARICIAS QUE HACEN CRECER

CARICIAS QUE HACEN CRECER

La estimulación temprana fue una corriente científica que surgió en la década de los 70 en Filadelfia (Estados Unidos) y cuyo objetivo de acortar las etapas de desarrollo de los niños dio como resultado una generación de adolescentes desadaptados. Por eso, los expertos prefieren que hoy día se hable de estimulación adecuada, más que temprana.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

La estimulación temprana fue una corriente científica que surgió en la década de los 70 en Filadelfia (Estados Unidos) y cuyo objetivo de acortar las etapas de desarrollo de los niños dio como resultado una generación de adolescentes desadaptados. Por eso, los expertos prefieren que hoy día se hable de estimulación adecuada, más que temprana.

Los especialistas consideran que el niño debe recibir todos los estímulos necesarios y toda la ayuda para que en los momentos en que vaya cumpliendo con sus etapas de desarrollo (sentarse, gatear, chupar, coger, hablar, etc.), lo haga de la manera más adecuada. Esto se logra si tanto el pequeño como la familia están motivados para hacerlo de la mejor forma y por eso se llama estimulación adecuada , explicó a LLANO 7 días el pediatra Felipe Robayo Terán.

De acuerdo con este especialista, lo más importante de la estimulación adecuada es mejorar la relación padres-hijos-hermanos, la cual funciona de una manera más efectiva y espontánea, eliminando errores en el desarrollo de los niños, ocasionados por la ignorancia en el tema.

Problemas del lenguaje, psicomotrices y demás, que son muy frecuentes en la edad escolar, se hubieran podido obviar con acciones realizables en los primeros meses de vida del niño. Se trata de cosas tan sencillas como un masaje, por ejemplo , afirma el experto.

El especialista considera que vale la pena que las madres se informen sobre el tema y según sus condiciones estimulen a su bebé. Sin embargo, muchas mamás buscan información sobre el tema en libros y revistas y empiezan a hacer un inventario de lo que debería hacer su bebé en cada etapa, sin tener en cuenta el contexto que hace la diferencia para cada criatura (ver recuadro).

La estimulación puede empezar desde el vientre: las caricias, las palabras y la música tienen positivos efectos posteriores en el bebé.

Las mamás vienen con un casete natural y un manual de estimulación que no son otra cosa que el instinto materno. A los papás nos lo quedaron debiendo, pero lo vamos desarrollando con el tiempo , afirma Robayo Terán.

En cuanto a música, lo ideal es la clásica, pero preferiblemente las melodías suaves, tranquilas y de instrumentos agudos sin cambios bruscos.

LA DIFERENCIA EN EL CRECIMIENTO.

Existen estadísticas y seguimiento al desarrollo que determinan edades promedio, por ejemplo: sostener la cabeza a los 3 meses, sentarse a los 6, gatear a los 9, caminar al año, etc.

Pero cada niño vive en un mundo diferente y eso hace que cada etapa de su evolución no necesariamente sea tan puntual y que en un momento dado se adelante o retrase un poco, sin que esto signifique que el niño es anormal , asegura el pediatra Felipe Robayo Terán.

Además, hay que tener en cuenta que en esto también influye el sexo del bebé, pues mientras los niños no dejan el pañal antes de los 2 años, las niñas lo dejan desde los 18 meses, agrega el experto.

Y aunque suene curioso, el clima también influye, pues en las regiones de clima caliente es mucho más fácil el desarrollo de la motricidad que en las zonas frías.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.