Secciones
Síguenos en:
PLANES, MUCHO TILÍN

PLANES, MUCHO TILÍN

En estudio que presentó el investigador Roberto Perotti de la Universidad de Columbia durante el seminario Colombia, una visión a largo plazo , se concluye que los planes de desarrollo nunca se cumplen y ni siquiera coinciden con las inversiones que el Ministerio de Hacienda programa ejecutar en el país, lo cual no corresponde al dilatado proceso, previo a su presentación, por parte de los diferentes gobiernos departamentales, distritales y municipales.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

En estudio que presentó el investigador Roberto Perotti de la Universidad de Columbia durante el seminario Colombia, una visión a largo plazo , se concluye que los planes de desarrollo nunca se cumplen y ni siquiera coinciden con las inversiones que el Ministerio de Hacienda programa ejecutar en el país, lo cual no corresponde al dilatado proceso, previo a su presentación, por parte de los diferentes gobiernos departamentales, distritales y municipales.

Los departamentos tienen como funciones, las de planificar el desarrollo económico y social del territorio, promover el bienestar comunitario, el fomento del desarrollo integral municipal y ejercer intermediación entre la nación y los municipios, con la tarea de asistirlos técnicamente.

El cuestionamiento que se hace a estas entidades territoriales, se fundamenta en el hecho de no haber asumido a cabalidad sus responsabilidades, después de promulgada la Constitución de 1991 y de haberse constituido en instancias con estructuras administrativas y de gestión francamente anacrónicas, sobredimensionadas, deficitarias, endeudadas y corruptas.

Si bien es cierto el municipio es célula primaria de la gestión, niveles intermedios como los del departamento, desempeñan el papel de articuladores de intereses locales y orientadores del desarrollo regional equilibrado, lo cual no se cumple, porque los planes de desarrollo, se limitan a calcar o ser copia de planes de gobierno y por carecer de gobernabilidad frente a instituciones nacionales, al no darse los instrumentos para su dirección y debida coordinación.

La propia consolidación de los planes de desarrollo no refleja las expectativas de las comunidades, alejadas totalmente de su participación e incidencia en las decisiones que las benefician y es así como, en su intento de responder a las funciones de coordinación, complementariedad, intermediación y concurrencia, los departamentos se han limitado a agrandar sus estructuras, compitiendo y duplicando funciones de los municipios, no cumpliendo igualmente su responsabilidad de prestar la debida asistencia técnica a aquellos.

En las actuales circunstancias y a la luz de la ley 617 o de Ajuste Fiscal, los municipios deben enfrentar seriamente la situación en forma integrada y no aislada; por eso la iniciativa de propiciar el desarrollo por subregiones, es totalmente aterrizada y realista, respecto de la intervención y ayuda que puede prestar un gobierno organizado y con austeridad en el gasto.

Es la estrategia a enfrentar en el Meta, donde tenemos subregiones de marcada afinidad y complementariedad, es el caso de la metropolización presente, que no conurbación, entre los municipios de Villavicencio, Acacías, Restrepo y Cumaral, lo cual, no implica necesariamente crear un Area Metropolitana, sino propiciar la realización de proyectos y políticas conjuntas, para enfrentar problemas comunes como los del transporte, educación, empleo, salud, producción agrícola y problemas ambientales con reservas hídricas o residuos.

Otra subregión como el Ariari, podría integrarse en una provincia, para realizar obras como el Distrito de Riego, el Acueducto Regional y manejo integrado de la Macarena o la subregión del río Meta, con perspectivas para desarrollar proyectos conjuntos en el campo turístico, navegabilidad del río Meta, consolidación de un complejo petroquímico y zona franca.

Un municipio aislado no puede avanzar, es hora de trabajar subregiones y construir región.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.