OPOSICIÓN ECUATORIANA RECHAZA CONSULTA POPULAR

OPOSICIÓN ECUATORIANA RECHAZA CONSULTA POPULAR

Una consulta popular anunciada en la noche del miércoles por el presidente Sixto Durán-Ballén provocó ayer un rechazo general de la oposición, que le acusó de intentar echar una cortina de humo sobre los problemas del país y algunos hasta afirmaron que el referéndum carece de validez y debe ser suspendido. Sin embargo, el gobernante conservador aseguró que la consulta popular se realizará el 1 de mayo próximo conjuntamente con las elecciones de diputados.

03 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

Durán Ballén dijo, a través de una cadena de radio y televisión, que se ocho preguntas a la ciudadanía, entre ellas si se debe permitir la reelección presidencial, si el voto debe ser voluntario y si debe existir un Congreso bicameral. Los ecuatorianos deberán responder también si el voto debe ser voluntario u obligatorio; duración de funciones de los legisladores de dos a cuatro años y elección de legisladores en primera o segunda vuelta electoral.

La reelección presidencial está prohibida por la actual Constitución, el voto es obligatorio y el Congreso consta de una cámara única de Diputados.

Otros interrogantes a ser respondidos serán la duración de las funciones del presidente del Congreso, el manejo de fondos del presupuesto del Estado por parte del legislativo, la reelección de toda función de elección popular y la posibilidad de la doble nacionalidad.

Con la consulta se busca echar una cortina de humo sobre los reales problemas nacionales. El gobierno quiere distraer la atención ante la debacle que le espera en las elecciones de diputados , afirmó el diputado Heinz Moeller, del opositor partido Social Cristiano, de derecha. La consulta es inconstitucional y debe ser dejada sin efecto , manifestó el diputado derechista Eduardo Villaquirán.

La única pregunta que debe hacerse al pueblo es si está de acuerdo o no con el actual gobierno y su política económica antipopular , declaró Edgar Ponce, presidente del izquierdista Frente Unitario de Trabajadores. Dirigentes manifestaron que la ciudadanía podría plantearse la consulta como un plebiscito contra la gestión de Durán-Ballén, en la presidencia desde agosto de 1992, quien enfrenta una fuerte oposición desde la izquierda a la derecha política.

El gobierno está tan desprestigiado frente al pueblo, que cualquier cosa que se le pregunte va a decir que no, como rechazo al gobierno , dijo Nicolás Issa, político centro izquierdista.

No es un plebiscito al gobierno. Los temas planteados ni siquiera buscan favorecer al gobierno de ahora, sino que son para el futuro institucional del país , reaccionó Carlos Larreátegui, secretario (ministro) general de la Administración.

Durán-Ballén, de 72 años, adujo que las pugnas de poderes y discusiones inútiles en el quehacer político del país en los últimos años han impedido el fortalecimiento de las instituciones democráticas , y por ello estimaba necesario consultar la opinión de la ciudadanía.

Es un deber ineludible recurrir a vosotros , a la voluntad...de los ecuatorianos a través de una consulta popular , agregó el mandatario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.