Secciones
Síguenos en:
EL ÚNICO TEMPLO QUE FALTABA POR PROFANAR

EL ÚNICO TEMPLO QUE FALTABA POR PROFANAR

Brasil no salía de su incredulidad, la prensa señalaba a Freddy Rincón como la gran figura de la noche, Francisco Maturana conservaba su calma y Colombia celebraba la histórica victoria 3-1 de América sobre Flamengo, primera de un equipo colombiano en el templo sagrado del Maracaná. La primera secuela de esta profanación fue la cabeza del técnico de Flamengo, Carlinhos, a quien ya lo habían colocado en la guillotina días antes.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

Por su parte, el técnico Maturana, un predestinado para las grandes conquistas, contaba algunas intimidades de esta sensacional victoria sobre el onceno más popular de Brasil. En el intermedio, concibió el esquema para darle el vuelco de 180 grados al compromiso.

El espigado Rincón volvía a erigirse como el hombre más destacado del equipo colombiano. Fue unánime la prensa carioca en distinguirlo como el más destacado del martes.

Maracaná era el único reducto que le faltaba al fútbol colombiano para consolidar su prestigio.

El primer gran triunfo de un equipo colombiano en el exterior fue en 1952, cuando Millonarios le ganó 4-2 al Real Madrid en Madrid, en la celebración de las Bodas de Oro del equipo merengue . Todos los jugadores albiazules eran extranjeros, entre argentinos y peruanos.

Muchos sinsabores llenan la historia del fútbol nacional a través del tiempo; amarguras salpicadas con algunos triunfos; algo que para satisfacción nuestra se repite en estas épocas con más frecuencia.

Maracaná siempre fue un sinónimo de desastre futbolístico para el fútbol colombiano. El primer equipo nacional que jugó en esa gigantesca mole de cemento fue Deportivo Cali, en enero 27 de 1952. Perdió con Flamengo 3-1 en juego amistoso y la única anotación verdiblanca la convirtió El Muñeco Coll.

El conjunto caleño estuvo integrado en su totalidad por argentinos: Feliciani; Charini y Vicente Consenza; Cantor Castro, Turco Faín y Oscar Sastre; Pérez, Coll, Fernando Walter, Conejo Vilariño y Camilo Cervino. Fueron expulsados Feliciani y Sastre.

El 9 de mayo de 1954 apareció por segunda vez un cuadro colombiano en el templo del fútbol brasileño. Fue Millonarios, que perdió con la Selección Brasil, 2-0. Anotación de Baltazar y autogol del Tachero Martínez. A éste le decían Tachero porque siempre iba con los taches arriba. Triunfos nacionales Los triunfos colombianos en terrenos brasileños, en el marco de la Copa Libertadores, se remontan a 1975, cuando Nacional le ganó al Cruzeiro en Bello Horizonte, 3-2, con goles de Hugo Horacio Lóndero (2) y Víctor Campaz.

En 1984, en el estadio Morumbí de Sao Paulo, América se impuso a Santos 1-0, diana conseguida por Juan Manuel Battaglia.

Allí mismo, Atlético Junior superó 3-1 a este desvencijado y triste Santos (lejos de la gran época de Pelé). Los goles fueron de Didí Valderrama (2) y Amín Bolívar. La figura de ese equipo era el arquero uruguayo Rodolfo Rodríguez.

A nivel de selecciones, la historia es bien triste...

En el Suramericano de Lima (1957), Brasil vapuleó a Colombia 9-0. En el Preolímpico del 59, en el Maracaná, el cuadro dirigido por Gabriel Ochoa cayó 7-1. El único gol lo marcó el samario Manuel Manjarrés. Y único consuelo del país fue apodarlo Maracaná Manjarrés.

Otra goleada aguantó Colombia en las eliminatorias del Mundial-70. En el juego realizado en el Maracaná, aquella pléyade de Pelé, Gerson, Tostao, Jair, Rivelino se ensañó en la Selección Colombia con un 7-0. Sorbos victoriosos La Copa Libertadores le ha deparado otras satisfacciones a nuestro fútbol. Por ejemplo, la primera vez que se le ganó a un equipo argentino en condición de visitante fue el 10 de abril de 1979: Quilmes 1, Millonarios 2. Los tantos fueron de Juan José Irigoyen y Willington Ortiz.

El mismo Viejo Willy , para muchos argentinos el mejor jugador colombiano de todos los tiempos, fue protagonista de una hazaña similar a la que acaba de conquistar América.

Deportivo Cali venció el 21 de abril de 1981 a River Plate por 2-1, nada menos que en el Monumental de Buenos Aires. El mismo estadio donde Argentina logró su primera corona mundial y frente al equipo base de esa selección.

Los tantos fueron de Capiello (pena máxima) y Willington Ortiz, un tanto que posteriormente la revista El Grafico incluyó entre los más espectaculares conseguidos en el Monumental. Es que el arranque de Willy fue en la mitad del campo y por el camino quedaron Tarantini (2 veces), Daniel Passarella y el Pato Fillol.

Millonarios, el 8 de mayo de 1960, en el marco de la primera Copa Libertadores, obtuvo una increíble victoria por 6-0 sobre Universidad de Chile en Santiago. Rubén Pizarro (2), Marino Klinger (2), el Petiso Larraz y Rodolfo Micheli, hicieron los otros dos tantos.

El Cali tuvo un año excepcional en 1978, con la conducción de Carlos Salvador Bilardo. En su correría de visitante se impuso 4-1 a Alianza Lima en Perú, el 14 de octubre de 1978. Los goles fueron de Scotta (2), Benítez y Rafael Otero.

Y cuatro días más tarde, sustentaba en Asunción que no había sido casualidad: derrotó 4-0 a Cerro Porteño con tantos de Scotta (2) y Benítez (2). Esa temporada, Cali fue subcampeón de la Copa, el escaño más alto de un equipo colombiano hasta ese momento.

Un solo templo del fútbol en Suramérica le faltaba por profanar al bolompié colombiano. El Mario Filho, mundialmente conocido como el Maracaná...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.