Secciones
Síguenos en:
ASAMBLEA: UNA EMPRESA DE UTILIDADES POLÍTICAS

ASAMBLEA: UNA EMPRESA DE UTILIDADES POLÍTICAS

Cuando el Gobierno dejó entrever que habría un gerencia para la Asamblea Constitucional, mucho pensaron: van a crear más burocracia. Hoy, cuando se sabe en qué consiste ese trabajo, la necesidad de que haya un administrador para el proceso es innegable. Se trata, ni más ni menos, de graduar a los colombianos en dos meses en un tema que siempre ha estado distante del acontecer diario: las reformas constitucionales a través de una asamblea que estará integrada por personas elegidas popularmente.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

Este proceso es parecido a la organización de un mundial de fútbol , sostiene Ricardo Santamaría, designado por el Gobierno como Coordinador Ejecutivo para la Preparación de la Asamblea Constitucional. Santamaría es un politólogo de la Universidad de Los Andes que hasta hace poco trabajó en la Consejería de Paz.

Las funciones es esa dependencia van desde coordinar la participación en el debate de los indígenas wayú en la Guajira hasta garantizar que lo que propongan los nativos pueda ser consultado en un banco de datos que funcionará en la Biblioteca Luis Angel Arango de Bogotá.

Surgió en la medida en que el presidente César Gaviria vio la necesidad de que hubiera un organismo responsable de coordinar las distintas entidades gubernamentales y estatales que tienen responsabilidades en este proceso.

Santamaría sintetiza así las tareas de su oficina: será la responsable en lo administrativo, lo técnico y los ejecutivo del proceso de la Asamblea en su fase de preparación, de funcionamiento y en la posterior.

Su trabajo está distribuido por áreas: divulgación, información y difusión de los objetivos de la Asamblea y sus mecanismos de participación; la operativa, que hace relación con las mesas de trabajo y comisiones y subcomisiones preparatorias, y la de responder por el adecuado funcionamiento de la Asamblea a partir del 5 de febrero.

El proceso de divulgación será una tarea masiva. En los primeros días de octubre, el Gobierno publicará algo así como el ABC del proceso de la Asamblea a través de millones de cartillas, elaboradas por la Escuela Superior de Administración Pública y la Presidencia de la Republica.

Estas cartillas se distribuirán en todas las oficinas públicas (gobernaciones, alcaldías, Incora, Plan Nacional de Rehabilitación PNR) y mediante insertos en los periódicos. Ahí se les dirá a los colombiamos qué es la Asamblea y que mecanismos de participación prevé.

Simultáneamente se están montando los pilotos para emprender una vasta campaña didáctica en la televisión, tarea en la que intervienen la Esap y Audiovisuales. Para las zonas rurales el medio transmisor será la radio.

Este trabajo arranca desde ya hasta el día de elecciones.

De acá a diciembre, simultáneamente, se lanzará una agresiva campaña publicitaria para movilizar a los electores en favor del sí por la Asamblea el 9 de diciembre. Esta campaña ha sido vista como la necesidad de llenar el vacío electoral que puede surgir si los jefes políticos regionales no movilizan a la gente. Parte operativa Sobre esta otra área de trabajo, Santamaría recuerda que el presidente Gaviria les propuso que los alcaldes, sus delegados, los rectores de universidades, gobernadores indígenas y los voceros de las fuerzas sociales constituyeran mesas de trabajo, desde el 2 de octubre, para permitir que sobre el temario de la Asamblea la gente haga propuestas de reforma.

Nuestra labor es sistematizar la información que de allí salga para configurar el banco de propuestas para que ese cúmulo de datos esté al servicio de los constituyentes, del Gobierno y de los partidos .

Esa información estará centralizada en la Biblioteca Luis Angel Arango , mediante la sistematización que hará el DANE. A partir de diciembre allí puede ser consultada de manera ordenada: por regiones, por temas, por proponentes, etc.

Paralelamente habrá 32 comisiones y subcomisiones que funcionarán en Bogotá en el Centro de Convenciones desde el 2 de octubre hasta el 30 de noviembre. Cada una de ellas estará integrada por entre 30 y 40 miembros que estudiará un tema específico. Son expertos en el tema, designados algunos por las fuerzas representativas del país y otros por el presidente y los signatarios del acuerdo político.

Santamaría destaca que todo este proceso es para que el temario sea discutido en cualquier parte del país. La Esap prestará asesoría a los municipios y consejos de rehabilitación y a través del Ministerio de Gobierno y la Secretaría de Integración, que maneja el PNR, van a dinamizar el proceso de participación.

La gente debe entender que esto no está cerrado al Gobierno sino que todos tienen derecho a participar , asegura Santamaría Cuánto vale todo este apoyo a la Asamblea. Los presupuestos aún no se han terminado de elaborar. Lo único claro es que se utilizarán al máximo los recursos humanos y técnicos del Estado.

El principal problema hoy es la premura del tiempo, para que el país dé rienda suelta a un tema totalmente ajeno a sus preocupaciones corrientes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.