Secciones
Síguenos en:
PIRATAS SALÍA POR EL MILAGRO

PIRATAS SALÍA POR EL MILAGRO

El dilema para Piratas era claro: ganar o morir. Anoche, cuando se cerraba el telón del grupo B de la Liga Suramericana de Baloncesto, los bogotanos tenían que jugarse la vida frente a los argentinos de Estudiantes de Olavarría para acariciar el paso a la segunda fase.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

El dilema para Piratas era claro: ganar o morir. Anoche, cuando se cerraba el telón del grupo B de la Liga Suramericana de Baloncesto, los bogotanos tenían que jugarse la vida frente a los argentinos de Estudiantes de Olavarría para acariciar el paso a la segunda fase.

La noche del jueves, Piratas perdió 83-65 contra Uberlandia de Brasil, ante el desencanto de los escasos 1.000 aficionados. La cuota de experiencia de John Giraldo y Alvaro Teherán, que tantos frutos dio el miércoles para vencer a los bolivianos de Real Santa Cruz, fue opacada por el poderío brasileño.

A primera hora, Estudiantes de Olavarría le propinó una soberana paliza 136-68 a Real Santa Cruz. Los argentinos aseguraron así uno de los dos cupos a la segunda ronda. Y los bolivianos, que anoche se despedían frente a Uberlandia, se convirtieron en los primeros eliminados.

La dicha a Piratas (su jugador más efectivo fue Giraldo con 16 puntos) sólo le duró los primeros cinco minutos de juego el jueves. Todo le salía a la perfección frente a un congelado Uberlandia que lucía engarrotado y errático. El ejemplo de que la lógica no funcionaba se vio cuando los bogotanos iban arriba 9-0.

Uberlandia, equipo creado hace tres años, despertó del letargo. El escurridizo armador Marc Brown (con 26 puntos fue el máximo encestador) y la larga distancia del alero Cambraia (anotó 6 triples) rompieron la defensa local.

Para colmo de males, el inteligente John Giraldo fue víctima del juego sucio de Ricardo, quien de un codazo lo envió al piso. En esa jugada, Giraldo se golpeó la comisura del labio contra el soporte metálico de un tablero. Tuvo que ser sustituido cinco minutos por Leonardo Duque.

En el tercer cuarto (la mitad terminó 30-37 para Uberlandia), los brasileños demostraron que la inspiración no sólo les llega con un balón en los pies. Una y otra vez, el talentoso Brown fue metiendo agua al barco con sus asistencias.

Si Uberlandia ganaba anoche a primera hora (7 p.m.), se aferraba al segundo lugar. Para desbancarlo, Piratas debía derrotar en el juego de fondo a los indestronables argentinos y lograr así un triple empate en el primer lugar.

DESDE EL PALACIO.

Cambio de lado. Han pasado dos jornadas en esta Liga y aún cuesta trabajo ver a jugadores y cuerpo técnico de Piratas ubicados en el costado sur del Palacio de los Deportes. Resulta que en los últimos años los muchachos del uniforme negro tradicionalmente usaban la banca del costado norte. Incluso, detrás de ellos se sentaba la fiel barra Los de siempre , que, por cierto, no ha hecho su aparición en este torneo.

Sin misterios. Según Hernán Darío Giraldo, nuevo entrenador de Piratas, esta situación no obedece a ninguna cábala especial. Incluso nos tocó un camerino mejor. Sólo quería cambiar de ambiente a los muchachos , comentó el técnico.

Menos gente. No se compadecen las flojísimas asistencias en estos dos días. Después de un inmenso esfuerzo de Piratas por superar sus problemas económicos, la afluencia de público ha estado más baja de lo esperado. El miércoles llegaron 1.300 aficionados al partido de fondo. Y la noche del jueves sólo se acercaron al Palacio unas 500 personas para el primer juego. Anoche, en la despedida de este grupo, se esperaba más bogotanos en la gradería.

J.P.M.

TABLA POCISIONES DEL GRUPO B.

1. Estudiantes 2 2 0 222 150 1,480.

2. Uberlandia 2 1 1 165 151 1,093.

3. Piratas 2 1 1 148 156 0,949.

4. Real Santa Cruz 2 0 2 141 219 0,643.

LA FIGURA.

Víctor Baldo.

Alero de Estudiantes de Olavarría.

Fue el encargado de encabezar la artillería de Estudiantes de Olavarría la noche del jueves frente a Real Santa Cruz de Bolivia. Debajo del tablero, este veloz jugador de 2 metros y 23 años, con la camiseta 5, no perdonó a la frágil defensa rival y marcó 29 puntos. Al final su equipo ganó 136-68.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.