FUSAGASUGÁ NO TIENE PRESUPUESTO

FUSAGASUGÁ NO TIENE PRESUPUESTO

En virtud de un fallo del Tribunal Contencioso Administrativo de Cundinamarca, el presupuesto de Fusagasugá de 1.780 millones de pesos, aprobado en noviembre por un Concejo gemelo, quedó ayer invalidado, así como un paquete de acuerdos aprobado ilegalmente por el Alcalde. Al mismo tiempo, las finanzas del municipio y su manejo quedaron a la deriva, como consecuencia del mismo fallo que anuló la elección de las contraloras nombradas por uno y otro cabildo.

12 de abril 1991 , 12:00 a.m.

Se contravino la Constitución Nacional porque los concejales suplentes remplazaron a los principales, sin que se diera el caso de la falta absoluta temporal. Se transgredió la ley porque no se acudió al procedimiento legal para acreditar la ausencia del Concejal principal, y llenar en debida forma la ausencia del suplente , dijo el Tribunal, respecto de la elección de las dos contraloras.

En consecuencia, Fusagasugá afronta hoy su más incierta situación, cuando la administración municipal se ve obligada a resolver extraordinariamente toda una serie de inusitadas circunstancias de orden legal y financiero, que presagian una crisis de graves consecuencias.

La decisión está contenida en una providencia de 30 folios, proferida por la Sección Tercera del Tribunal, con ponencia de la magistrada Beatriz Martínez Quintero. En la discusión actuó un conjuez en remplazo de uno de los cinco magistrados que se declaró impedido.

En el fallo, el Tribunal declara la nulidad de la elección de las contraloras liberales, titular y electa, Luz Estelia Rojas Durán y Margarita Játter Alvarado.

Al mismo tiempo, dejó sin validez todo lo hecho por el Concejo que presidió Manuel Antonio Cano Bermúdez, que en abierta oposición al que venía actuando, encabezado por Marco Tulio Pinzón López, deliberó y presentó acuerdos que fueron aprobados por el alcalde William García Fayad.

No puede un sector del Concejo, inconforme con los procedimientos y decisiones adoptadas, en una cualquiera de las secciones, constiturse por sí y ante sí en Concejo autónomo. Se configura entonces una agresión al orden jurídico, que puede calificarse como negación de todo derecho , dijo la corporación refiriéndose al Concejo gemelo.

Aparte de la caída del presupuesto para el año 1991, la providencia del Tribunal dejó sin efecto un total de 18 acuerdos aprobados en noviembre que, entre otras cosas, determinaron el aumento de sueldos para el mismo año y la creación de varias entidades corporativos para Fusagasugá (ferias, perímetro urbano y ajuste de la Caja de Previsión).

Así mismo, al margen de la ley quedaron otros acuerdos, aprobados en febrero pasado, que facultaron al alcalde para endeudar al municipio por un lapso de diez años y por un monto de 957 millones de pesos, para que entre otras cosas llevaran a efecto la construcción de la plaza de mercado, el corredor turístico y la instalación de una antena parabólica comunal.

En ambos sesiones actuaron concejales suplentes. Antecedentes La historia comenzó el 22 de noviembre de 1990, cuando el Concejo, integrado por 16 ediles, eligió como Contralora a Luz Estelia, no sin antes elegir como presidente a Marco Tulio Pinzón, y vicepresidente al concejal Gustavo Ramírez, suplente de Cano, ambos en ejercicio, configurándose aquí el relegamiento de un edil principal por su suplente.

El mismo día, un grupo encabezado por Cano e integrado por ocho ediles, en desacuerdo con la elección de la Contralora, presentó disidencia y eligió a Margarita Játter, luego de romper las puertas de la corporación y penetrar al recinto.

Para este segundo grupo es elegido como presidente Cano, a pesar de que en noviembre había asumido Pinzón para un período de tres meses.

El Alcalde asistió a las reuniones del grupo de Cano, sancionó los acuerdos discutidos, pero desconoció todos los que presentó el Concejo encabezado por Pinzón.

Lo anterior desató una serie de represalias mutuas de tipo penal, que afectaron al Alcalde y a Cano, principalmente, y que suscitaron por lo menos diez procesos, en curso, por prevaricato, abuso de autoridad, abuso de confianza, lesiones personales y tentativa de homicidio.

Además, el auto del Tribunal ordena que se abra investigación penal contra el alcalde García para que sea investigado por el procedimiento empleado en el informe en el que dio a conocer la situación al ente administrativo.

Se violaron así claras normas contenidas en los Códigos de Régimen Municipal y Contencioso, y en la misma Constitución Nacional.

Allí la ley fue víctima de leguleyos y tinterillos que pisotearon las normas, de parte y parte, por caprichos políticos, reflejando así la típica escena que se repite en la mayoría de cabildos del país , dijo un jurista a El TIEMPO.

De acuerdo con el Código de Régimen Municipal, sólo hasta mayo el Alcalde puede convocar a elección de Contralor, puesto que, según la norma, la convocatoria a sesiones extraordinarias sólo es posible si un alcalde las cita días antes de terminadas las ordinarias, cosa que no hizo García Fayad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.