Secciones
Síguenos en:
LA DURA TAREA

LA DURA TAREA

Se hizo la entrega de los Premios de Periodismo Simón Bolívar bajo un triste signo para la prensa colombiana. Bien dijo el presidente Gaviria que es una dura prueba la que enfrentan los colombianos que por razones familiares, de ancestro, además de una vocación heredada, y aquellos que llegan por otras causas a la tarea periodística, se encuentran vinculados a una profesión que ha sido y es honra de Colombia. La historia del periodismo nacional está llena de hechos fundamentales en el desenvolvimiento de la historia patria, acerca de los cuales bien podrían llenarse muchos volúmenes con las opiniones, expresadas libremente, y de actitudes que han sido asumidas para contribuir, algunas veces en forma decisiva, al buen manejo de los asuntos patrios. Mientras el trabajo periodístico se ha cumplido en muchos otros países con escaso riesgo, en Colombia ocurre lo contrario. No queremos extendernos sobre tan dolorosa circunstancia, porque los lectores saben muy bien cómo las noticias o los

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

El presidente Gaviria, que también es un experto en la materia, exalta a sus colegas por la labor cumplida en el pasado y la que pueden realizar en el presente. Lástima que en esta ocasión, la primera fiesta en honor de quienes se han distinguido en el cumplimiento de su deber de informar a Colombia, hubiera estado cubierta por un manto de tristeza al estar vivos en el recuerdo y no físicamente periodistas de ambos sexos, respetados por la opinión colombiana.

Suele creerse, equivocadamente, que la prensa colombiana, y en particular este periódico, forma parte del Gobierno. No lo ha sido, ni pretende serlo cuando rechaza, con cierta explicable arrogancia, el injusto título de órgano oficial . Los lectores se complacen muchas veces con la espectacularidad. Y aquellos órganos encargados de ejercer una permanente tarea oposicionista estimulan su voracidad, la sacian plenamente,. No ha sido este periódico un ejemplar prototipo de tal estilo. Pero muy lejos está EL TIEMPO de haberse constituido en órgano oficioso, defensor incondicional de los intereses de éste o de pasados gobiernos, especialmente después de haber empezado a regir el sistema del Frente Nacional. Jamás representamos al Gobierno, ni lo consultamos para emitir opiniones. Ni mucho menos se nos consultan sus decisiones. Se coincide o se discrepa de él, con absoluta independencia. Ni los jefes del Estado han presionado jamás para propiciar temas informativos o editoriales. Así lo pueden certificar los titulares de la presidencia, muchos de ellos buenos amigos de esta Casa.

En épocas pasadas, cuando ideológicamente los periódicos cerraban filas con los gobiernos y se compartía con los presidentes la intención de defender la ideología liberal o conservadora, preservar el régimen y combatir con pasión hoy incomprensible a los adversarios de partido, el periodismo político era una realidad incontrastable. Y adquiría un carácter palaciego, si el partido propio se encontraba en el poder. Para ser francos, se era más político que periodista. Hoy ocurre todo lo contrario. Sin que exista abandono alguno del afecto por las ideas liberales o conservadoras, ni de la firme creencia de que con la crítica constructiva o el franco respaldo a las buenas realizaciones oficiales, se contribuye a construir una patria mejor. Pero hace ya tiempo que dejó de existir la modalidad de que los periódicos, y particularmente este diario, puedan forzar a los gobiernos a trazar o cambiar políticas previamente estudiadas y determinadas desde la cúpula del Estado. Si el periodismo pasa por un trance duro, sabemos que saldrá adelante, con la con la fe y la dignidad necesarias, de las duras pruebas a que lo han sometido acontecimientos de una época que creíamos superada. En medio del dolor que nos embarga, por encima de todo pensamos en Colombia. Nada más.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.