Secciones
Síguenos en:
LOS WAYÚU ESTÁN CULTIVANDO HORTALIZAS

LOS WAYÚU ESTÁN CULTIVANDO HORTALIZAS

Con temperaturas que alcanzan los 35 grados centígrados al nivel del mar, en la mitad del desierto y sembrando en un medio similar a la arena de las playas, los indígenas wayúu del departamento de La Guajira, han aprendido a producir hortalizas en sus rancherías durante todo el año.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
05 de agosto 1997 , 12:00 a. m.

Aunque parezca increíble, cilantro, cebolla, ají, pimentones, cebollas, tomates y pepinos dejaron de ser privilegio de los campesinos de las montañas.

Una nueva metodología implantada por Corpoica en las zonas secas y semidesérticas donde habitan indígenas a través del Creced de la Alta y Media Guajira, brinda la posibilidad de producir otros alimentos y variar la habitual dieta de carne de chivo y maíz.

Lo tradicional ha sido que las hortalizas se cultiven en condiciones de frío moderado, en áreas localizadas entre 1.500 y 2.000 metros sobre el nivel del mar, con temperaturas que no pasen de 18 grados centígrados y que además, las lluvias dejen entre 1.800 y 2.000 milímetros por año.

Las investigaciones de Corpoica para llevar tecnología de producción a las zonas de la Guajira, donde caen muy pocas lluvias( menos de 500 milímetros por año), localizadas entre los meses de enero y abril, hicieron que se aporrearan proyectos de riego por goteo para las hortalizas y se profundizara en el mantenimiento de otras especies nativas de alta precocidad como el frijol Capizuna y el maíz Maiki.

No mas miscelánea A media hora de Riohacha, en la ranchería Warakamana, los wayúu, supervisados por el director del Creced Manuel Romero, establecieron cercados a sus cultivos con el fin de aislarlos de las cabras, las cuales han sido su principal actividad por varios siglos.

Aprendieron a sembrar las hortalizas y otros cultivos en surcos dobles y sencillos, debido a que antes tenían parcelas tipo miscelánea: una planta de melón junto a una de maíz y ambas junto a una de patilla y otra de plátano, todas dispersas y compitiendo por la poca agua y escasos nutrientes de la tierra.

En la actualidad, La Guajira cuenta con 800 molinos de viento para la extracción de agua dulce, al igual que aljibes y tanques altos construidos por la gobernación departamental, de los que se lleva el agua por gravedad hasta los cultivos. Para el consumo humano, aún se deben desplazar con sus canecas montadas sobre largas filas de burros, debido a que no se han establecido acueductos veredales.

Semillas Importadas Infortunadamente las semillas de casi todas las hortalizas que se consumen en el país son importadas, por lo que se han visto limitadas en La Guajira las producciones de cilantro, cebolla, pimentones, coliflor y coles.

Sin embargo, no ocurre así con el ají, de la cual se posee una adecuada producción nacional, e incluso la Regional 3 de Corpoica acaba de entregar la nueva variedad d ají Pinto, creada específicamente para las condiciones de la Costa Atlántica.

Los problemas de las semillas importadas, además de ser manejadas por multinacionales que tienen poco interés en desarrollar la producción nacional de este insumo, son: Una total dependencia que expone a los productores a sufrir los mismos problemas que se tengan en el país de origen y que las semillas no se adapten a las condiciones ambientales del trópico, debido a que son producidas en países de clima templado, además de la posible introducción de plagas, enfermedades y malezas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.