Secciones
Síguenos en:
LA TOALLA:

LA TOALLA:

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

.

La gran polémica que se armó sobre la toalla de Tirofijo tiene mucha tela de dónde cortar. En realidad es un asunto baladí en medio de tantos hechos preocupantes que vive el país, pero remueve los sentimientos de los colombianos frente a la guerra y sus consecuencias. La directora del Museo Nacional, Elvira Cuervo de Jaramillo, sin intención apologética hacia el jefe supremo de las Farc ni de esa organización guerrillera, expresó su deseo de que la toalla que carga al hombro Tirofijo tenga un sitio entre los objetos históricos que se conservan en nuestro máximo museo.

La gran mayoría ha puesto el grito en el cielo. Prefieren que la toalla, rojo tinta dicen , sea arrojada a un basurero, pues sienten que su propietario solo ha sido constante perturbador del orden público y ha obligado a muchos colombianos que no llevan toalla al hombro, a sacar el pañuelo para enjugarse las lágrimas.

Pero doña Elvira, con su sentido histórico, se reafirma en lo dicho, aunque tal vez el consenso general la obligue a desechar la idea. Debería hacerlo, pues no está el palo para cucharas. Hay un repudio general a todo lo que signifique violencia. La gente piensa que por ese camino también podrían ser objetos de museo las gafas de tono intelectual de Raúl Reyes , el sombrero alón de Carlos Castaño, las temibles motosierras, el cirirí emparamado en petróleo, etc. Habrá que esperar a que los violentos tiren la toalla para ver qué merece ser pieza de museo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.