Secciones
Síguenos en:
LA OFERTA PARA PROFESIONALES

LA OFERTA PARA PROFESIONALES

Los profesionales se enfrentan a un mercado laboral altamente competido que les exige estar al día en la información de la oferta de trabajo. Para facilitar este proceso, las asociaciones de egresados de reconocidas universidades nacionales manejan proyectos encaminados a apoyarlos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

Los profesionales se enfrentan a un mercado laboral altamente competido que les exige estar al día en la información de la oferta de trabajo.

Para facilitar este proceso, las asociaciones de egresados de reconocidas universidades nacionales manejan proyectos encaminados a apoyarlos.

Se trata de las redes y centros de apoyo laboral, iniciativa que nació como una manera de estimular el desarrollo profesional de los egresados y hacer más fácil para ellos el conocimiento del mercado laboral y sus exigencias. También ofrecen asesoría especializada para sus afiliados y empresas que lo soliciten.

Aunque no son las únicas instituciones prestadoras de este servicio, la Red de Apoyo Laboral de la Universidad de la Sabana y el Centro de Desarrollo Profesional y Empresarial de la Universidad de los Andes, ambos a cargo de las asociaciones de egresados, tienen alrededor de seis años dedicados a este trabajo y han creado una cultura relacionada con el mismo.

"Este servicio de intermediación laboral no tiene ningún costo para las empresas y consiste en la divulgación a través del correo electrónico y de nuestra página web de las ofertas laborales que nos hacen las empresas, para luego enviar las hojas de vida que mejor se ajusten al perfil", afirma Mónica Naranjo, directora ejecutiva de la Asociación de Egresados de Uniandes.

El año pasado gestionaron cerca de 900 ofertas laborales tanto de empresas públicas como privadas, 180 de las cuales fueron ocupadas por egresados Uniandinos en cargos de gerencia media.

El 60 por ciento de dichas ofertas fueron para áreas administrativas relacionadas con ingeniería industrial, administración y economía; un 30 por ciento con carreras técnicas como ingeniería de sistemas, eléctrica y mecánica, y el 10 por ciento restante para carreras de humanidades, ciencias sociales y otros pregrados de baja demanda.

Por su parte, la Red de Apoyo Laboral de la Sabana solicita a las empresas a las que envía las hojas de vida una retroalimentación sobre las personas que entran en el proceso de selección.

El objetivo es detectar las fortalezas y debilidades de sus egresados en aspectos como competitividad, confianza, proyección e iniciativa, entre otros.

Adicionalmente, la red ha logrado determinar algunas características comunes en las ofertas recibidas: el 42 por ciento de las requisiciones demandan personal con experiencia en el área de mercadeo; el 47 por ciento pide dominio del inglés; el 34 por ciento solicita experiencia mínima de un año y el 33 por ciento plantea contratos a término fijo.

"El programa ha fomentado la solidaridad entre los egresados, ya que los que están ubicados laboralmente son los primeros que promueven la red en su empresa y nos informan sobre opciones de trabajo que pueden servirle a sus colegas", explica Edna del Pilar Páez, Directora ejecutiva de Egresabana.

Agrega que, a través de Internet, han publicado clasificados de vacantes y los egresados han difundido la información a cientos de personas más, creando una cadena muy interesante.

Adicionalmente, las redes han permitido detectar algunos comportamientos del mercado laboral y de los profesionales debidos a la crisis por la que atraviesa el país.

En el caso de los Uniandinos se manifiesta en la disminución de la permanencia en una empresa. Anteriormente el promedio estaba entre 3 y 4 años, hoy es de 2 años; simultáneamente, otros han optado por salir del país a buscar nuevas oportunidades o a especializarse para luego regresar. Según cifras de la asociación se conoce que 520 egresados salieron del país el año anterior.

"Aunque son muchos los esfuerzos que vienen haciendo las universidades e instituciones como la nuestra para enfrentar la crisis de desempleo que vive nuestro país, considero que aún nos falta desarrollar nuevas tecnologías de promoción de empleo y proyectos articulados entre universidades y el mercado laboral, que le permitan al profesional ajustar sus perfiles a las nuevas exigencias del entorno", manifestó Naranjo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.