Secciones
Síguenos en:
Y EN SENCILLOS, NEMECEK Y JORDÁN

Y EN SENCILLOS, NEMECEK Y JORDÁN

Por momentos daba la impresión de que Alvaro Jordán pasaría por encima de Pedro Rebolledo. Luego todo se transformaba, entonces se intuía un tercer set dramático. Aquel primero, el del 6-1, había sido muy fácil para el colombiano. El chileno apenas había alcanzado a ganar en una ocasión su servicio. Entonces, la final de la Copa Chevrolet estaba allí nada más. Otro set como el anterior y asunto concluido. Sin embargo, después de calibrar a su rival en cada golpe y cada movimiento, Rebolledo entendió la mejor manera de hacer equivocar a su contendor. Premisa fundamental, no dejarlo llegar a la malla.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

Así, con golpes largos que le picaban alto al revés de Jordán, Pedro Rebolledo se adjudicó los dos primeros games del que sería el último set. Las voleas cruzadas y las pelotas cercanas a las líneas, que tantos aplausos habían arrancado antes, ya no estaban. Ahora lo importante era mantener la posición en el centro del campo para dominar el juego.

Y en ese estilo el ganador tendría que ser el chileno, un especialista en ese tipo de juego. Al fin y al cabo de esa manera llegó hace ocho años, en 1981, a estar entre los treinta mejores tenistas del mundo. Y de esa forma, también, había llegado a esta segunda semifinal del challenger.

La primera no se había jugado. Una comunicación telefónica de Giorgio Carndeade, muy temprano en la mañana, había decidido al primer finalista. Lo siento, pero un desgarro en la espalda me impide jugar ante Nemecek, el médico me ha advertido y dice que es peligroso actuar así, avísenle al checo por favor . Esa, la breve explicación del ecuatoriano Carndeade a la organización del campeonato sobre su retiro, y la razón por la que Libor Nemecek había calificado para definir el título sin jugar la primera semifinal del día, programada para las 10:30 en la mañana.

El juego entre Jordán y Rebolledo continuó después de una breve discusión con el juez de silla, una niña la había provocado con un grito inoportuno. Jordán comenzó a atacar lentamenta el segundo servicio del chileno, como se lo había pedido Iván Molina, su entrenador.

Así, igualó el marcador a dos, pero muy pronto dejó que Rebolledo volviera a tomar ventaja. La tensión era inmensa en la tribuna, para aquellos instantes totalmente colmada. Es que Jordán no podía meter su primer servicio, demoró tres games para hacerlo.

No obstante, con mantener la pelota en el campo y jugarle al revés de Rebolledo le bastó para igualar a cinco. Era ese el momento preciso para hacer valer de nuevo su servicio, ese, el momento crucial para colocarse a un game del triunfo.

El alivio lo fue todo cuando Jordán volvió a meter su primer saque. La confianza se le notó enseguida, subió a la malla y terminó con su penúltima responsabilidad. La última finalizó más rápido aún, Rebolledo erró sus puntos sientiendo el nerviosismo de la derrota. Al final, Jordán levantó su brazo derecho y se dejó envolver por la ovación de la gradería.

Era el tercer colombiano que llegaba a las finales de esta Copa. El viernes en la noche, por una de las semifinales de dobles, Mauricio Hadad y Mario Rincón habían vencido a los chilenos Felipe Rivera y Pedro Rebolledo en sets corridos, 6-3 y 6-4. Hoy los tres jugarán por una misma causa. Hadad y Rincón, la final de dobles desde las 10:45 de la mañana ante Greg Failla, de Estados Unidos, y Carlos Claverie, de Venezuela, quienes ayer derrotaron en semifinales a la pareja conformada por el venezolano Alfonso Mora y el norteamericano Mark Cannon.

Y Alvaro Carlos Jordán ante Libor Nemecek, por el título más importante, el de sencillos, a partir de la 1:30 de la tarde. Seguramente será un partido difícil que encontrará a un Nemecek dedicado a tirar passings shots, y a un Jordán empeñado en hacer prevalecer sus saques y voleas. La televisión repetirá cada escena, como aquellas de 1989 cuando Mauricio Hadad le ganó este mismo torneo al argentino Guillermo Minutella.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.