LAS ELECCIONES Y EXTRADICIÓN

LAS ELECCIONES Y EXTRADICIÓN

Ya tenemos Presidente , fue la frase que Miguel Rodríguez Orejuela dijo cuando Eduardo Mestre y Alberto Giraldo informaron que el entonces candidato a la Presidencia Ernesto Samper había accedido al sometimiento a la justicia de los miembros del cartel de Cali. Así lo declaró ayer Guillermo Pallomari en una corte federal de Miami.

23 de julio 1997 , 12:00 a.m.

Pallomari sostuvo que antes de la segunda vuelta Presidencial de 1994 y después de que el cartel de Cali le había entregado 5 milllones de dólares a la campaña liberal, Mestre y Giraldo se reunieron con Samper y le expresaron su preocupación porque el proceso de sometimiento a la justicia había quedado truncado bajo la presidencia de César Gaviria.

El testigo, que enfocó gran parte de su declaración a Colombia, dijo también que Andrés Pastrana nunca quiso aceptar dinero del cartel para su campaña, pero que Samper sí lo aceptó desde un principio.

Tanto en el juicio ante la Cámara de Representantes como en sus declaraciones ante la opinión pública, el presidente Ernesto Samper y sus abogados han rechazado enérgicamente las versiones de Pallomari y advertido que su declaración es poco menos que una farsa.

La Constituyente El contador del cartel de Cali dijo que antes de convocarse la Asamblea Nacional Constituyente en 1991 Miguel Rodríguez Orejuela ideó un plan para que se hiciera una reforma a la Constitución y se prohibiera la extradición de colombianos.

La primera parte del plan, según Pallomari, consistía en que allí se elegirían personas de toda la confianza de Rodríguez Orejuela, por lo cual el cartel financió la campaña de muchos de los candidatos.

Además, agregó el testigo, se hizo una tregua en la guerra con el cartel de Medellín, al punto de que Pablo Escobar mandó a Cali a su hermano Roberto para establecer un acuerdo de paz que durara mientras se abolía la extradición de la Constitución colombiana.

El acuerdo también decía que el cartel de Medellín emplearía la fuerza y el de Cali sería el encargado de hacer los contactos con los distintos políticos, hacer los sobornos y preparar los estudios legales sobre extradición.

El testigo sostuvo además que los contactos con los distintos políticos los hacía Mario Ramírez, secretario de la Constituyente, quien les manifestaba el deseo del cartel de abolir la extradición.

Según Pallomari, se estableció una estructura de sobornos, cuyo cabecilla fue el mismo Ramírez, quien llamaba frecuentemente a Rodríguez Orejuela para hacerle alguna consulta o pedirle intruccciones sobre artículos y leyes que se estaban modificando.

Pallomari mencionó a Antonio José Navarro Wolff como uno de los políticos que colaboró con el cartel de Cali en la Asamblea Nacional Constituyente.

Los pagos a los políticos involucrados con la Constituyente salían de la cuenta LTD4, la misma que pertenecía a los cuatro miembros de la cúpula del cartel de Cali, los hermanos Rodríguez Orejuela, José Santacruz Londoño y Hélmer Pacho Herrera.

Los estudios legales sobre el tema de la extradición fueron dos, uno realizado por el abogado colombiano Alvaro Holguín, hermano de Armando Holguín, y otro hecho por William Moran y su grupo de abogados en Washigton D.C, donde se mostraba lo cruel que podía llegar a ser la extradición. Así fue como se aprobó la no extradición , dijo Pallomari.

Sometimiento Pallomari relató a los miembros del jurado que entre junio y julio de 1993 el fiscal Gustavo de Greiff había aceptado los términos de Miguel Rodríguez Orejuela para su sometimiento a la justicia, que consistían en pagar 5 años de prisión y salir a los 3 años en libertad, además se ser recluído en una cárcel de alta seguridad en Palmira.

Para lograr dicho sometimiento, Rodríguez Orejuela le presentó al Fiscal, a través de su abogado Bernardo González, las declaraciones juramentadas de miembros del cartel detenidos en Estados Unidos exonerándolo de toda culpa y que demostraban que él no tenía cuentas pendiente en ese país.

También, según Pallomari, se logró mostrar, aunque no era verdad, que el dinero de Rodríguez Orejuela no era producto del narcotráfico sino de sus compañías legales.

El contador del cartel dijo que la propuesta de sometimiento a la justicia fue firmada por el fiscal de Greiff, pero cuando llegó a la Presidencia de la Républica César Gaviria la rechazó.

Esta negativa originó una reunión de la cúpula del cartel en la cual, de forma muy enojada, según el chileno, Rodríguez Orejuela les dijo a los otros miembros que necesitaban tener un Presidente que estuviera con ellos en sus objetivos. Fue en ese momento cuando surgió el Proyecto Champaña .

Proyecto Champaña Según Pallomari, el Proyecto Champaña estaba dividido en dos. Por un lado se buscaba controlar parte del Congreso, a través de la financiación de las campañas de los congresistas, para que más tarde ayudaran a modificar la ley de enriqueciemiento ilícito.

Su objetivo, afirmó Pallomari, era transformarse de narcotráficantes en hombres de negocios .

Pallomari dijo que Mario Ramírez, Jaime Lara y Rodrigo Garavito tenían la misión de conectarse con miembros del Congreso para que trabajaran para el cartel de Cali.

La segunda parte del plan, dijo el testigo, era tener su propio Presidente de la República. Alberto Giraldo fue el encargado de contactar a los dos candidatos más importantes.

Rodríguez Orejuela dijo que Giraldo intentó en varias ocasiones persuadir a Andrés Pastrana para que aceptara dinero del cartel de Cali, pero él siempre dijo que no, Ernesto Samper lo aceptó desde un principio , afirmó Pallomari.

Dijo además que (Santiago) Medina era el secretario de la campaña de Samper y admitió haber oido una conversación entre Rodríguez Orejuela y Fernando Botero, quien también trabajaba en la campaña.

Rodríguez Orejuela tenía destinado a Giraldo como mensajero entre él y Samper , afirmó Pallomari.

Según el testigo, se pagaron alrededor de 5 millones de dólares a la campaña de Samper, en varias entregas.

El contador habló de las camisetas que pagó el cartel como parte de la financiación de la campaña y dijo que una de ellas se la puso el jugador Carlos El Pibe Valderrama para un comercial de televisión, a quien el cartel de Cali utilizó para ayudar en la campaña de Samper , sostuvo Pallomari.

Suma de carteles El testigo dijo que para hacer los pagos se abrió una cuenta que se llamó LTD4 especial, en la cual consignaban los cuatro miembros de la cúpula y otros carteles colombianos a los cuales Rodríguez Orejuela les había fijado cuota.

Pallomari mencionó al del Norte del Valle, al de la Costa, al de Medellín y al de Bogotá, porque según el testigo: Miguel decía que este proyecto los favorecía a todos .

Según el testigo, esta cuenta estaba en la oficina principal del Banco de Colombia en Cali y se manejaba desde una empresa de fachada llamada Export Café.

Relató que el dinero se empacaba en cajas envueltas en papel de regalo, con 200 mil dólares por caja. Tulio Murcillo lo transportaba en pequeños aviones de propiedad de Pacho Herrera y José Estrada a Bogotá, donde se las entregaba a Alberto Giraldo y este a su vez a Medina.

El contador también dijo que hubo muchas reuniones de la cúpula antes de las elecciones, pero la definitiva se hizo cuando Mestre y Giraldo informaron que después de presentarle al candidato Samper los mismos documentos que se le habían dado al fiscal de Greiff, este había accedido al sometimiento a la justicia de los miembros del cartel de Cali.

Fue entonces cuando Rodríguez Orejuela dijo: Ya tenemos Presidente, refiriéndose al señor Ernesto Samper , puntualizó Pallomari.

Reacciones Oposición a extradición era gratis El ex presidente de la Asamblea Constituyente, Antonio Navarro Wolff, rechazó cualquier favorecimiento del M-19 al cartel de Cali en los temas que debatió el organismo reformador de la Carta Política.

Sobre que recibí dinero, claro que no. Mucho menos para votar en contra de la extradición. Yo estaba convencido antes de la constituyente. El país debe recordar que en el gobierno de Gaviria, cuando era ministro de salud, se firmaron resoluciones concediendo extradiciones por vía administrativa y yo dije que no estaba de acuerdo con eso.

Era innecesario que me dieran plata, porque naturalmente estaba en contra de la extradición. Yo dejé constancia. No había que pagar, eso era gratis.

Que yo haya colaborado, que haya hecho plan de ninguna manera. Coincidiamos con ellos y con la mayoría de los colombianos. Si al caso se podría hablar de colaboración pasiva, pero por coincidencias.

No lo conozco El senador Roberto Gerleín rechazó las declaraciones de Guillermo Pallomari ante una Corte Federal de Miami, sobre reuniones suyas con Miguel Rodríguez a través de yuyo , un amigo del líder del cartel de Cali.

Yo no conozco el texto exacto de las declaraciones de Pallomari en mi contra. He visto varios noticieros y he leído varios periódicos y he encontrado informaciones muy diferentes en cuanto a su contenido y en cuanto sus circunstancias, pero en todo caso, quiero de una manera enfática reiterar lo que hace dos años dije en EL TIEMPO, en el sentido de no haber visto nunca, ni haber conversado directamente o por interpuesta persona o por teléfono con el señor Pallomari.

Esto es un absoluto despropósito y me ratifico en que no he tenido reuniones de ninguna clase con los señores Rodríguez.

Sobre el tal Yuyo, no tengo ni idea a quién se pueden referir las declaraciones del señor Pallomari. Nunca en mi vida recuerdo haber visto a los señores Rodríguez Orejuela.

Esta es la repetición de la indagatoria que rindiera hace dos años el señor Pallomari frente a los fiscales colombianos. No hay nada nuevo, solo que ahora no lo dice frente a un fiscal colombiano sino frente a un juez americano.

Yo pedí a las autoridades que me investigaran y la Corte comisionó a la Fiscalía para que adelantaran las investigaciones correspondientes. No se qué pasó después, eso habría que preguntárselo a la Fiscalía.

E.U. reitera ataquescontra Samper Washington (AFP) Estados Unidos reiteró ayer sus ataques contra el presidente colombiano Ernesto Samper Pizano y reafirmó que recibió para su campaña dinero sucio del narcotráfico, tras las revelaciones que en ese sentido realizó un ex miembro del cartel de Cali.

Tenemos grandes dudas sobre su comportamiento durante la campaña presidencial y serias dudas sobre el dinero que alimentó esa campaña: era dinero sucio, dinero de narcotraficantes , dijo a la prensa el portavoz del Departamento de Estado, Nicholas Burns.

El ex tesorero del cartel de Cali, el chileno Guillermo Pallomari, declaró el martes bajo juramento ante una corte federal de Florida que Samper aceptó desde un principio cinco millones de dólares procedentes del cartel de Cali, a cambio del sometimiento de la justicia colombiana a los deseos de los narcotraficantes.

No queremos que Samper visite Estados Unidos , dijo Burns.

Esperamos que Colombia se orientará hacia una relación más positiva con Estados Unidos para luchar contra el narcotráfico. Si Colombia está dispuesta a hacerlo, encontrará en nosotros a un socio , agregó el vocero.

Burns concluyó ayer sus funciones como portavoz del Departamento de Estado y será nombrado próximamente embajador de Estados Unidos en Atenas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.