LOS ORÍGENES DEL UPAC

LOS ORÍGENES DEL UPAC

Recién se estaban cumpliendo los primeros veinticinco años de la creación de la unidad de poder adquisitivo constante (el sistema Upac), cuando ocurrió la muerte del ex presidente Misael Pastrana Borrero. Como coinciden en señalarlo las primeras notas necrológicas sobre el último presidente del Frente Nacional, la creación del Upac es quizás la realización económica más importante de su gobierno.

15 de septiembre 1997 , 12:00 a. m.

Así, para un ex miembro de la Junta Directiva del Banco de la República, el Upac y las corporaciones de ahorro y vivienda (CAV) han permitido en los últimos veinticinco años transformar recursos de captación de corto plazo a créditos de 15 años o más (El Tiempo, 24 de agosto/97, p.2 -E-). Mientras que en la misma pagina, según otro economista, actor muy cercano al sistema desde sus inicios, éste constituyó un cambio institucional que revolucionó el financiamiento habitacional y que fue copiado por otros países .

Estas alusiones al Upac, contrastan con las voces críticas que en los últimos meses surgieron en algunas revistas y periódicos, voces que permanecieron arropadas en la primera mitad de esta década, cuando la industria de la construcción estaba en pleno auge y las CAV iban viento en popa .

Críticas por un lado, reconocimientos por el otro: ambos se suman a la feroz competencia que desató la liberalización de la economía entre las entidades financieras, que luchan a brazo partido por el favor de los ahorradores y de los usuarios del crédito. Por todo lo anterior, algunos se preguntarán si al sistema Upac se le aguaron sus bodas de plata. Para no caer en tremendismos, basta dar una mirada a los orígenes y primeros años del sistema Upac. Hacerlo no deja duda de que en su corta pero intensa historia ha atravesado por momentos críticos, de los que ha surgido revitalizado. Los momentos más difíciles fueron, precisamente, los de su nacimiento.

Más de Currie El sistema Upac es una de las pocas innovaciones duraderas en materia económica que el país puede mostrar en el campo del crecimiento económico. Las innovaciones rompen el orden establecido. Desde que comenzó a concebirse la idea de la creación del Upac, enfrentó una cerrada oposición. El artífice del sistema, el profesor Lauchlin Currie, quien murió al finalizar 1993 fue quien dio el testimonio más autorizado de la dura brega de su creación.

Currie, como buen scholar, dejó muchos papeles y minuciosos diarios que en buena hora la Biblioteca Luis Angel Arango ha organizado en un fondo especializado, que ya algunos investigadores cercanos al profesor (nombre con el que siempre se le conoció) han comenzado a arañar. Además, se cuidó de dejar analizadas en sus libros varias de sus valiosas experiencias como asesor sobre política económica del gobierno colombiano.

Uno de sus alumnos, el canadiense Roger Sandilands, tuvo el privilegio de consultar en vida del profesor sus archivos y de entrevistarlo exhaustivamente. En 1990 una universidad norteamericana (Duke) publicó un libro sobre su vida y obra, una guía a Currie a la manera de la guía a Keynes de Hansen, que ese mismo año fue traducida al castellano. Un lamentable error de traducción lo hizo aparecer como Vida y política económica de Lauchlin Currie , cuando en realidad lo que el académico canadiense escribió fue la Vida y economía política de Lauchlin Currie .

Dos decretos del presidente Pastrana Borrero del 2 de mayo de 1972 autorizaron la creación de las CAV bajo la orientación de la Junta de Ahorro y Vivienda (AV).

Pastrana mantuvo su apoyo al profesor que había inspirado y redactado él mismo el plan de desarrollo de su gobierno, el Plan de las Cuatro estrategias. La más importante de las cuatro era la construcción de vivienda como el sector líder , financiada mediante el ahorro privado, reorientando la demanda hacia un sector en el cual existía una demanda latente virtualmente inagotable . Esto se enmarcaba dentro de la idea de la urbanización como motor de desarrollo. En marzo de 1974 vendría una fuerte andanada política y legal, que incluyó en aquel momento una demanda de inconstitucionalidad contra el sistema Upac. Y sobre todo, los defensores del sistema Upac, temían que el nuevo gobierno que comenzaba en agosto de 1974 fuera a desmontarlo .

El argumento principal apuntaba a los efectos inflacionarios que acarrearía un sistema indexado. En agosto de 1974, el nuevo mandatario y su equipo económico se encontraron con una realidad difícil de cambiar: las diez CAV, con sus 1.000 empleados a bordo, tenían 8.000 millones de pesos en depósitos en 125.000 cuentas individuales y sus oficinas llegaban ya a las principales ciudades del país. Currie había tenido razón cuando en noviembre de 1972 en un memorando confidencial al Presidente Pastrana le decía: Sólo nos queda un año y medio para implantar el sistema tan firmemente que no pueda ser eliminado (Sandilands, 1990: 259). Y, evidentemente, no lo fue.

Que buen servicio le prestarían al país las publicaciones económicas no especializada, que están en pleno auge (separatas económicas en los grandes diarios, periódicos especializados en asuntos económicos y empresariales, revistas para ejecutivos medios, bajo y altos), si indagaran y revivieran los candentes debates que entre 1971 y 1974 se dieron alrededor del sistema Upac.

En el centro del huracán estuvo Currie, el profesor, que al regresar al país en mayo de 1971 luego de cuatro años de exilio académico en Canadá y gran Bretaña tenía nada menos que 69 años. Acudiendo al libro de Sandilands; difundiendo entre un público más amplio los artículos en homenaje a Currie que los Cuadernos de Economía de la Universidad nacional publicaron en 1993 (números 18 y 19); y recogiendo los testimonios de actores involucrados directamente en el proceso, se rescatarían valiosas enseñanzas sobre la economía política de la formulación e implantación de las medidas económicas gubernamentales en Colombia. Es decir, allí hay claves para entender las fuerzas y los actores que hacen fracasar o dejan funcionar las mejores (o peores) decisiones gubernamentales en materia económica.

Como uno de innumerables ejemplos, vale la pena traer a cuento una carta que en octubre de 1972 Currie envió a un consultor internacional, en la que el profesor afirma que los bancos comerciales ...todos están promoviendo los ahorros a interés fijo y saboteando el valor constante... En ocasiones me siento tan cansado y frustrado que vería con alivio si la oposición ahogará el Plan (Sandilands, 1990: 239). Veinte años después Currie recordaba con realismo que hubo un pequeñísimo grupo de gente que entendió la idea y la apoyó. Todo el resto -y quiero decir todo el resto - se mostró indiferente o se opuso . (Currie en Cuadernos de Economía, 1993, 269-271).

Mirar a los orígenes del sistema Upac seguirá siendo una labor marginal para ratones de biblioteca. pero hay que comenzar por alguna parte. En las próximas entregas traeremos a cuento incidencias de la creación y primeros pasos del Upac basados en testimonios de actores directos del proceso de aquellos años 1971 a 1974.

Varios de ellos fueron entrevistados por el autor como parte del un trabajo de investigación sobre la evolución de una de las CAV en sus primeros veinte años, adelantado por la facultad de Administración de la Universidad de los Andes. Haremos referencia al grupo de los miércoles , formado por empresarios y profesionales con quienes Currie probaba sus propuestas; a la localización de los principales focos de oposición al sistema Upac; y a la forma de trabajo del profesor vista por algunas de las personas que estuvieron más cerca de él durante muchos años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.