MUEREN TRES NIÑOS DENTRO DE UN VIEJO CONGELADOR

MUEREN TRES NIÑOS DENTRO DE UN VIEJO CONGELADOR

Tres niños de dos, tres y cuatro años, murieron asfixiados al quedar atrapados en un viejo congelador sin uso. El hecho ocurrió en una vivienda del barrio La Central, al sur de Cartagena, cuando la madre de los menores, María Rodríguez, los dejó solos para ir a la tienda a comprar víveres.

07 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Por otro lado, siete niños menores de diez años sufrieron heridas al explotar un petardo que estaba abandonado en un lote baldío, al sur de Medellín. Aunque delicados, se encuentran fuera de peligro, dijeron los médicos.

En Cartagena, los pequeños Luis Eduardo, Cindy y Claudia, aprovecharon la ausencia de su progenitora para meterse a la vieja nevera que su padre, Gilberto Ahumada, había traído desde la empresa Vikingos para reparar.

Desafortunadamente, el seguro de la nevera se accionó y los niños quedaron sin posibilidades de salir. Murieron por asfixia.

La madre, al regresar de la tienda, no encontró a sus hijos y los buscó en el vecindario pero nadie le dio razón de ellos. Los rastreó por debajo de las camas, en el patio y en el baño, pero tampoco los halló.

Cuando miró hacia la nevera y la vio cerrada, tuvo un negro presentimiento. Allí, en efecto, se encontraban los cadáveres de las dos niñas. El pequeño Eduardo aún tenía vida pero falleció poco después en el Hospital Universitario de Cartagena.

La pareja, de escasos recursos y que paga arriendo, queda con una bebita de seis meses, quien se hallaba en su cuna al momento de la tragedia.

El suceso causó conmoción en la ciudad. 7 heridos por petardo Siete niños menores de diez años resultaron heridos, ayer al mediodía, al explotarles accidentalmente un petardo que estaba abandonado en un lote baldío, en el suroccidente de Medellín.

Voceros de la Unidad Intermedia de Salud de Belén, informaron que allí fueron atendidos Helí León Jaramillo, de 9 años; Luis Montoya, de 9; Luis Alberto Arbeláez, de 10; Andrés Felipe Vélez, de 7; Dimer Orozco, de 6; Diego Hituíta, de 8, y su hermana Adriana, de 21 meses.

Los pequeños jugaban en el lote situado en la calle 30 con la carrera 89-B, barrio Belén-Las Violetas, cuando explotó el artefacto, causándoles lesiones y quemaduras de diverso grado.

Los médicos dijeron que ayer al mediodía fue dado de alta Dimer Orozco, mientras los otros seis menores fueron hospitalizados.

Sus lesiones son delicadas, pero todos están fuera de peligro, según el parte médico.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.