Secciones
Síguenos en:
EMPRESARIOS, CON UN OPTIMISMO MODERADO

EMPRESARIOS, CON UN OPTIMISMO MODERADO

Las expectativas de crecimiento económico para el presente año son, según el gobierno, mucho más alentadoras que las del pasado, cuando comenzó el proceso de reactivación.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

Las expectativas de crecimiento económico para el presente año son, según el gobierno, mucho más alentadoras que las del pasado, cuando comenzó el proceso de reactivación.

El gobierno y el Fondo Monetario Internacional en el acuerdo suscrito proyectan un crecimiento del PIB del 3,8 por ciento para el cierre de 2001. Esto basado en que con el impulso del año pasado, el proceso de reactivación se afianzará en la mayoría de sectores en los próximos meses.

Sin embargo, para algunos analistas del tema económico, el crecimiento podría no estar tan enfilado como lo ve el gobierno.

Anif señala en su último pronóstico que la economía crecerá este año un 2,8 por ciento.

Pero qué esperan los empresarios que están metidos en el negocio día a día?.

Pues bien, la Encuesta de Opinión Empresarial de Opinómetro y PORTAFOLIO muestra un moderado optimismo entre los ejecutivos.

En efecto, para el presente año una buena parte de los consultados en este estudio trimestral cree que la economía crecerá entre cero y tres por ciento. A este pronóstico se apuntaron 47 de cada cien encuestados.

Dentro de este grupo es mayoría los que apuestan a un escaso dos por ciento.

A un crecimiento del PIB entre tres y cuatro por ciento, donde estarían las proyecciones oficiales, tan sólo se inscribieron once de cada cien consultados.

Cabe destacar que hay un porcentaje alto de empresarios que todavía no encuentra signos claros que les permita hacer pronósticos de crecimiento. Es una cuarta parte de los empresarios que declaró no tener una idea todavía en materia de crecimiento este año.

El menor optimismo lo manifiestan los empresarios de Cali, en donde cinco de cada diez consultados piensan que la economía no crecerá más allá del dos por ciento este año. Sólo un 21 por ciento de los empresarios vallunos ve condiciones para esperar hasta un tres por ciento y un escaso tres por ciento le apuesta a que el PIB podría crecer entre tres y cuatro por ciento este año.

Los empresarios de Barranquilla también son relativamente optimistas frente al crecimiento económico. El 43 por ciento de la muestra de esa ciudad espera un crecimiento económico entre cero y dos por ciento, mientras que un 26 por ciento lo extiende hasta tres por ciento del PIB.

El porcentaje de empresarios barranquilleros que espera un crecimiento mejor es del doce por ciento.

En las ciudades de Medellín y Bogotá la percepción es más pareja entre los empresarios. En la capital antioqueña poco más de una tercera parte de los consultados espera un crecimiento entre cero y tres por ciento. Diez de cada cien encuestados en Medellín espera hasta un cuatro por ciento de crecimiento, pero es muy alto el grupo que todavía no se atreve a dar un pronóstico. Esto le sucede a cuatro de cada diez empresarios paisas.

Entre los ejecutivos de la capital de la República se percibe un mayor ánimo frente a la meta de crecimiento.

En contraste con el resto de ciudades capitales, en Bogotá el 20 por ciento sí cree que la economía podría crecer entre tres y cuatro por ciento, tal como lo ha previsto el gobierno en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Otra cuarta parte de los empresarios de la capital de la República le apuesta hasta un crecimiento del tres por ciento.

Ahora bien, independiente de las cifras macroeconómicas, la percepción general es que hay un mejor ánimo entre los empresarios para enfrentar este año.

La Encuesta preguntó por la expectativa que tienen los empresarios frente al futuro del país.

En este interrogante sorprende la mayoría que se apuntó a las respuestas que señalan que la situación del país tiende a mejorar o a seguir igual. En este rango están siete de cada diez empresarios. Prácticamente el resto de encuestados (28 por ciento) afirmó que el país empeorará.

Si los empresarios concluyeron que el año pasado sintieron la reactivación, aunque fuera lenta, esto significa que hay un menor pesimismo entre los hombres de negocio.

Consecuente con las expectativas de crecimiento económico, en este caso sobresalen nuevamente los empresarios de Bogotá. El 45 por ciento de los consultados opinó que el país tiende a mejorar.

El mayor porcentaje de respuestas que se apuntó a esta mejoría se encuentra en la frontera. En Cúcuta, seis de cada diez consultados señaló que el país mejorará.

En niveles muy parejos están los empresarios de Medellín y Cali. En ambas capitales una tercera parte de los empresarios cree que el país mejorará. En Medellín es mayor el porcentaje de quienes piensan que empeorará (37 por ciento) que en Cali (33,6 por ciento).

Y cómo cada quien habla de la fiesta según le haya ido. El ánimo difiere según los diferentes sectores.

Por ejemplo, los textileros son definitivamente los más optimistas pues para cinco de cada diez consultados el país mejorará. Cabe recordar que esta industria salió de la más severa crisis y el año pasado, justamente encontró el camino de la recuperación.

El transporte aéreo también manifiesta un mayor optimismo. En este caso, otro cincuenta por ciento cree que mejorará la situación del país.

En el otro extremo están los más desalentados. Sorprende que el ciento por ciento de los encuestados en el sector de fabricantes de productos agrícolas señale que el país empeorará.

Un 66 por ciento de los empresarios del sector de vehículos también se apuntó a la respuesta negativa.

Ahora bien, también en este lado del desánimo están los cultivadores de flores y banano. Los segundos tienen un alto grado de incertidumbre por al esquema de comercialización hacia el Europa durante el presente año.

El cierre.

Definitivamente los empresarios tuvieron un mejor año en 2000. Más de la mitad de los consultados opinó que en el cuarto trimestre del año pasado la situación fue mucho mejor.

Una tercera parte señaló que le resultó igual que en el tercer trimestre, pero es más bajo el porcentaje de quienes cree que la situación finalmente fue peor.

Y fue mejor para la casi totalidad de actividades económica. El 75 por ciento de los empresarios del sector textil señaló que el último trimestre del año pasado fue mejor que el tercero.

Una proporción tan alta también se encontró entre los empresarios de la actividad de seguros, telecomunicaciones, transporte aéreo, finanzas, entre otros.

Un grupo de empresarios dedicados al cultivo de banano, frutas y caña siente que el cuarto trimestre del año 2000 fue peor que el tercero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.