Secciones
Síguenos en:
CICLORRUTAS SE JUEGAN SU FUTURO

CICLORRUTAS SE JUEGAN SU FUTURO

Si las ciclorrutas fallan, nadie volverá a hablar de este tema en cincuenta años , dice tajante Ricardo Montezuma, investigador del Instituto Javeriano de Vivienda y Urbanismo. La rotundidad de la frase, sin embargo, no tiene visos apocalípticos sino constructivos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

Si las ciclorrutas fallan, nadie volverá a hablar de este tema en cincuenta años , dice tajante Ricardo Montezuma, investigador del Instituto Javeriano de Vivienda y Urbanismo. La rotundidad de la frase, sin embargo, no tiene visos apocalípticos sino constructivos.

Casi toda una vida movilizándose en bicicleta, haberles demostrado a sus amigos que en París se desplaza más rápido en este medio que en el metro, y haber recorrido y estudiado íntegramente las ciclorrutas de Bogotá, fueron las patentes que expuso este experto para que el alcalde Antanas Mockus lo nombrara veedor ad honorem de estas vías.

La jornada de hoy es una prueba de fuego para las ciclorrutas. De su éxito depende en buena medida la importancia que tomen en el Plan de Desarrollo de la capital.

Hoy habrá 85 kilómetros disponibles de ciclorrutas, a los que se suman 65 kilómetros de carriles habilitados en las vías principales para articular la red. La Secretaría de Tránsito estima que saldrán 700 mil ciclistas, pero advierte que el sistema colapsaría si se presenta el millón y medio que hubo el año pasado.

Más que al éxito de la jornada, Montezuma le apuesta al triunfo del sistema en general. No otra cosa puede esperarse de quien se autodenomina militante de la bicicleta y de quien asocia la calidad de vida de países como Holanda, Suecia y Dinamarca al uso masivo de este medio de transporte.

En este sentido, afirma que por cada dólar que se invierta en construcción debe destinarse un dólar para educación sobre el uso de estos carriles. Y aunque se sorprende con la alta calidad de estas vías en la ciudad, no comprende por qué tienen errores elementales y acabados burdos que afectan la seguridad de los usuarios. Por eso, recomendó la corrección de siete aspectos.

Trazos discontinuos.

En la calle 170, los ciclistas que descienden se enfrentan a dos inadvertidos cambios de costado: uno a la altura de la carrera 9 (se pasa del centro a la derecha) y el otro, a la altura de la 30 (para volver al centro de la calle). Nada demarca la continuidad de la ruta salvo el rumbo de otros ciclistas, lo que, según Montezuma, genera conflicto con los otros vehículos . Un caso similar se presenta la avenida 19. Así mismo, el experto menciona que en varios puntos se interrumpen las ciclorrutas cuando encuentran una vía que las corta perpendicularmente.

Súbito adelgazamiento.

En muchos lugares la forma y dimensión de las ciclorrutas cambia drásticamente. En la avenida 19, Ciudad de Cali o la calle 80, la ciclorruta desaparece o se reduce a 40 centímetros.

Señales confusas.

Montezuma asegura que la señalización, demarcación y semaforización son insuficientes. En una red que sobrepasa los cien kilómetros, tan solo existe un par de semáforos para ciclistas (carrera 15 y calle 86, en el parque del Virrey) , dice el experto. Además, existe una gran variedad de tipos de señales entre las diferentes ciclorrutas, como si cada contratista hubiese diseñado un tipo propio de demarcación y señalización .

Elementos extraños.

En las ciclorrutas de la carrera 11, la calle 72 y la 100 los postes, con canecas de basura, están en medio de la vía. En la 19, los obstáculos son los bolardos.

Apropiación indebida.

El espacio de las ciclorrutas ha sido invadido en muchos lugares por vendedores ambulantes (carrera 13 en Chapinero, Avenida, Jiménez y Ciudad de Cali). Otras son ocupadas periódicamente como lugares de estacionamiento de carritos de recicladores como en la avenida 6. La ciclorruta de la Ciudad de Cali es invadida frecuentemente por todo tipo de vehículos.

Rápido envejecimiento.

Muchas ciclorrutas ya presentan problemas de mantenimiento. Las de los parques Simón Bolívar, El Virrey y del Centro de Alto Rendimiento (calle 63) presentan grietas e inclusive huecos de gran tamaño.

Sin código común.

Montezuma advierte que la innovación ha traído desconcierto. No se han establecido códigos entre conductores, motociclistas, ciclistas y peatones. Considera que es prioritario establecer pautas generales de comportamiento del ciclista con el fin de garantizar la circulación organizada y segura.

Un buen ciclorrutero es...

- El que no transpira . Utiliza la ciclorruta para movilizarse y no para competir. No les daña el día a sus colegas debido a malos humores.

- El que mantiene estable su ritmo cardiaco y respiratorio. Esto evita llevarse la polución de la ciudad a los pulmones.

- El que utiliza todos los elementos de seguridad pasiva: casco, chaleco con bandas reflectoras, y luz roja atrás y blanca adelante en su bicicleta. Los espejos retrovisores y el timbre en la bicicleta son aliados de la seguridad.

- Utiliza el carril derecho y va en fila india, conservando mínimo un metro de distancia con respecto a la bicicleta que va adelante.

- Lleva morral o una canasta fija en la bicicleta para tener las manos únicamente sobre el manubrio.

- Respeta las señales de tránsito, utiliza los carriles apropiados, toma precauciones en los cruces y no se cree el dueño de la vía. NO OLVIDE QUE - Las bicicletas solo se podrán desplazar por las ciclorrutas. En las vías en donde aún no existen se realizarán conexiones sobre un carril de la calzada. Habrá 20 cicloparqueos gratuitos en la ciudad. - No pueden circular vehículos particulares, salvo que sean conducidos por discapacitados. La multa es de $ 23.900. - Transmilenio estará funcionando con sus dos servicios: expreso y corriente. Buses y busetas en el resto de Bogotá transitarán solo por las rutas autorizadas. Las tarifas se mantienen. - El recorrido del Tren de la Sabana comienza a las 6 a.m. en la estación de La Caro. En la 170 estará a las 6:30 a.m. y a partir de allí se detendrá cada 10 cuadras. Finaliza a las 8:40 a.m. en la Estación de la Sabana. La línea occidente también comienza a las 6 a.m. desde Fontibón. Los recorridos de regreso se iniciarán a las 4 p.m. El valor del pasaje será de 800 pesos. Allí podrá llevar su bicicleta. - El personal de las áreas administrativas de la Policía también participará en la jornada para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

FOTO:.

En la calle 127A con avenida 19 (arriba) los carriles se reducen a 40 centímetros. También falta un código de conducta para el uso de estas vías. Foto Carlos Julio Martínez.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.