AH, PERO SI ES EL CHECHO ANGULO!

AH, PERO SI ES EL CHECHO ANGULO!

Llega hoy a Bogotá el Deportivo Unicosta, banda de costeños cheverones con ganas de fútbol que, aun cuando lo oculten, todos sabemos que son el mismísimo Boca Juniors de Buenos Aires pero camuflados en la piel.

10 de agosto 1997 , 12:00 a.m.

Debutan en la capital y, con su primera visita, veremos un duelo de titanes digno de la mitología griega... por lo antiguo, claro.

Sergio el Checho Angulo, bravo puntero derecho de tierra firme, se batirá en acto gallardo ante una de nuestras -también bravas- contrataciones azules, Alvarito Aponte.

Y eso, como todo lo que viene acá, hay que verlo. Y encima de eso, por amor a ese fútbol que practican algunos tipos por puro cariño a la pelota, hay que llevar a los niños para enseñares la lección: Mire mijito, hace muchos pero muchos años ese señor, que hoy viene en representación de la costa, nos ayudó con un título en un partido contra el Nacional de Medellín, claro que no jugaba en Millos, porque jugaba Santa Fe; Ah!, pero no se vaya a confundir con Ascisclo, que ese si está jugando en Santa Fe y es mucho más viejo. No mijo, lo maravilloso de esta aparición (porque no es reaparición) es que antes de ese campeonato que conquistamos en Barranquilla, ese señor ya había jugado muchos pero muchos años atrás como profesional, siempre haciendo goles. Mírelo bien mijo, se llama el Checho Angulo .

Pero claro, todos los augurios van para el gladiador Aponte, de quien tenemos otros recuerdos que no se pueden mentar por pura auto compasión.

*** Diez de la mañana, trancón en la 68 y detrás del bochinche de un tal Q.R.P. en sintonía taxi radial, una extraña emisora lanzaba la voz de Otoniel Quintana, entrenador de arqueros azules, que decía: Yo nunca eché a Villarraga como un perro .

O sea que Villarraga dijo que lo echaron como un perro? No hay derecho...

*** Listo, el Gato Pérez ya pasó, ya jugó los noventa minutos que le tocaban con la selección y seguramente, en términos maturanescos , le debió quedar muy claro el concepto de nuestro valioso sistema.

El Gato hizo lo que también hizo la Puya Zuleta, el Cachetes Valenciano, el Tren Valencia, en fin, tantos otros, que no es otra cosa que captar con claridad el sistema: el sistema del contentillo y la rápida salida.

Y el corito: ahí viene Aristi...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.