ADOLFO BIOY CASARES

ADOLFO BIOY CASARES

Quiso ser contundente como un boxeador. Pero cuando algo lo tocaba sólo se le ocurría escribir. Lo hacía para enamorar a su prima, en principio, y por el placer de contar historias maravillosas. Imaginativo desde niño, escribió a los 7 años su versión del libro El pequeño Bob. Entonces, con fotos, atardeceres y amigos irreales se conectaba a un mundo fantástico.

22 de septiembre 1990 , 12:00 a.m.

En el colegio, ese espacio se lo dejaba a las matemáticas. Le encantaban. Pero, una vez graduado, en la elitista Escuela Superior de Leyes de su Buenos Aires natal trató de estudiar derecho, filosofía y letras. Luego estuvo al frente de la finca de su padre. Pero la literatura le tenía un camino preparado.

Este hijo de familia adinerada, nacido en 1914, hizo su primera obra, Vanidad o aventura terrorífica, a los 14 años. Se interesó luego por los novelistas de lengua castellana del siglo XX, La Biblia y el Ulises de Joyce.

Hacia ese interés se encauzó por siempre. De cada escrito hace aun seis borradores, como si le pasara lo que a su amigo Borges: publica para no seguir corrigiendo. A él lo conoció muy bien, desde 1932, cuando fundaron la firma publicitaria Destiempo, la que, entre otras cosas, fue un fracaso.

Duradera fue, en cambio, su amistad. Tenían varias cosas en común. Como la publicación, con Silvina Ocampo, de Antología de la literatura latinoamericana.

También ese anticomunismo que profesaba Borges y que se acentuó en Adolfo Bioy Casares por escribir bajo su tutela. Al coger otro camino, creó cuentos de suspenso y terror, influido por escritores como Proust, Kipling, Kafka y Wells.

De esa época durante la que era también asesor literario de la revista Sursurgió Honorio Bustos Domecq . Con tal seudónimo lanzó varias obras, entre otras Diecisiete disparos contra el porvenir y Seis problemas para don Isidro Parodi.

Perfeccionista como él solo, reniega siempre de sus primeros seis libros. Entre sus confesiones está la de que su carrera literaria comenzó en 1940, cuando en realidad fue 19 años atrás.

Sus títulos van desde novelas como La invención de Morel, con la que se inició la literatura de ciencia ficción argentina, hasta series de cuentos como La trama celeste.

Con obras así combate el modernismo y el romanticismo, que en su léxico son sinónimos de estupidez y malcrianza. Lo hace con el argumento de que este tipo de escritos están hechos para la crítica y no para lectura. Siempre con esa inteligencia que le significa salir de las situaciones enojosas.

Sin duda, también, la que hace que sus historias broten fácilmente. El no conoce la angustia de la página en blanco. Aunque por ser lento para escribir, prefiere los cuentos cortos y fantásticos. Según él, superan a la novela como género.

Por ellos quedó embrujado desde que se vio repetido hasta el infinito en un cuarto lleno de espejos. Su imaginación salió de viaje y, plasmada luego en letras, ha sido llevada al cine y a la televisión tanto en Argentina como en Italia.

Son cuentos remunerados: en 1967 ganó el primer premio del concurso nacional argentino de literatura con El gran serafín; en 1973, el premio de la Sociedad Argentina de Escritores, y en 1984, el Mondello junto con Italo Calvino.

Hoy, en Buenos Aires, vive con otras de sus satisfacciones: su esposa y su hija. Rodeado de recuerdos y de lecturas de Cortázar, Vargas Llosa y García Márquez. Siempre con esa idea suya de la literatura: el placer que excluye cualquier otra actividad.

Ahora en Bogotá, este miércoles 26 de septiembre, presenta el Centro Colombo-Americano una conferencia sobre su obra. Estará a cargo de Policarpo Varón, dentro del ciclo que celebra el V centenario del descubrimiento de América.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.