FALLECIÓ JOSELILLO DE COLOMBIA

FALLECIÓ JOSELILLO DE COLOMBIA

Tras permanecer dos semanas internado en una clínica de Cali, falleció ayer José Edgar Zúñiga Villaquirán, Joselillo de Colombia , uno de los primeros colombianos que toreó en España y uno de los legendarios promotores de la fiesta brava en el país.

10 de agosto 1997 , 12:00 a.m.

Zúñiga, de 65 años, lidió su corrida definitiva contra una enfermedad que le afectó el hígado. Peleó hasta último momento sin abandonar el entusiasmo y sin suspender sus actividades como empresario para llevar el toreo a ciudades pequeñas del país.

Antes de ser recluido en la clínica Valle del Lilí, de Cali, Zúñiga impulsó la realización de una corrida en la localidad de Florida, en donde toreó su hijo Edgar Zúñiga, de 23 años, conocido también como Joselillo de Colombia junior.

Allí estuvo como promotor, tal como lo hizo durante gran parte de su vida con las plazas portátiles que recorrieron los pueblos pequeños y escondidos en medio de las montañas.

También, contribuyó a la creación de otras plazas de toros en el país y a la consolidación de ferias tradicionales que han ganado fama y trascendencia a través de los años, como la Feria de Cali. Joselillo toreó en el cartel inaugural de este evento el 28 de diciembre de 1958.

En ese entonces este caleño ya había ganado el reconocimiento y el respeto en las plazas de México, Colombia y España. Y eso que todo empezó con una película en blanco y negro , señala uno de sus amigos.

Zúñiga se enamoró del toreo sentado en una sala de cine. A los 12 años vio una película que mostraba a esos hombres temerarios enfrentándose a los descomunales animales y desde entonces asumió con convicción el destino de su vida.

De inmediato, le confesó su sueño a su mamá, Jesusita de Zúñiga, y contagió a su hermano Manolo, que a la postre también se convirtió en torero.

La noticia también tomó por sorpresa a su padre Abel Zúñiga, un barbero de la ciudad, que a pesar de todo nunca dejó de respaldar los anhelos de su hijo.

El apoyo de sus padres, que no tenían ni idea del toreo, fue fundamental. El primer traje de luces de este torero fue elaborado a mano por su mamá, que se las ingenió para bordar lentejuelas sobre el vestido de paño negro que Joselillo había utilizado en su primera comunión.

En Lorca (España), el sueño de Zúñiga se hizo realidad. En esa ciudad recibió la alternativa el 20 de septiembre de 1953, con ganadería del conde de Ruiseñada. Su padrino fue Antonio Bienvenida.

Posteriormente, el 12 de octubre de 1956 confirmó su alternativa en Madrid. A partir de entonces su recorrido por las plazas del mundo se hizo más frecuente, pero sin disminuir esa sencillez que le permitió invertir sus ganancias en la promoción de la fiesta taurina en las localidades más apartadas y pobres de Colombia.

Por eso, sus allegados elogian por igual al Joselillo impulsor del toreo y al Joselillo torero , que ganó los trofeos de las plazas de Bogotá, Medellín y Cali.

Estas dos facetas de su personalidad recibieron un homenaje hace cinco años, cuando Joselillo fue invitado a torear de forma simbólica en la Plaza de Cañaveralejo de Cali.

Zúñiga estaba casado con María Dolores Corral y tenía siete hijos. Sus honras fúnebres se efectuarán hoy, dijeron sus familiares.

La Plaza de Toros de Cañaveralejo, que lamentó la muerte de uno de los estandartes de la fiesta taurina del país, dijo que el cadáver estará en la capilla de este lugar hoy a las 10:30 a.m. En este sitio se realizará una misa y se rendirá un homenaje a la memoria de Joselillo, señaló la oficina de Relaciones Públicas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.