YO CAMBIÉ A LOS ANDES: HOMMES

YO CAMBIÉ A LOS ANDES: HOMMES

Hasta el viernes, Rudolf Hommes fue la voz mayor de la Universidad de Los Andes. Y fue una voz que hizo sentir. Su gestión generó tantos cambios radicales como polémicas internas y externas, lo que no parece preocuparle al ahora candidato a la Alcaldía bogotana. La universidad era una antes de mi y será otra después de mi paso por la rectoría , dijo Hommes.

13 de julio 1997 , 12:00 a.m.

El Ministro de Educación , Jaime Niño, dijo que usted de de este tema no sabe nada y y que, si la educación está mal, es por su pasada gestión como Ministro de Hacienda...

En el gobierno pasado, los recursos de la educación aumentaron casi en un punto del PIB y los que se tiraron la reforma educativa fueron samperistas como él. Mis críticas de ahora tiene como base un estudio de la Presidencia, que al parecer el ministro no conoce. Y, en lugar de contestar, sale a a hacer agravios personales, lo que me parece más grave en un ministro de Educación. Pero ese es el estilo samperista.

Era muy malo lo que encontró hace dos años en la universidad? No el problema de la universidad era que, como no tiene contra quien compararse y tiene mucho prestigio, entonces allí estaban muy contentos y no tenían ganas de cambiar. Yo llegué con ideas para hacer la mejor universidad y creo que algunas están andando bien. El solo hecho de los profesores quieran elegir rector fue porque se despertaron. Ya sienten que pueden y tiene derecho a participar y creo que eso me lo deben a mí.

Y esta lista la universidad para la elección del rector? No creo que la elección del rector entre los profesores sea una buena idea. Uno no puede ser elegido por las personas que después tiene que supervisar.

Hay quejas de que su rectoría fue muy autoritaria Las burocracias buscan siempre la manera de protegerse. Cuando fui ministro, también la burocracia decía: no, vaya despacio. Pero hicimos los cambios. Y en la universidad pasó lo mismo.

Otra crítica es que usted se preocupó demasiado por hacer plata...

Sin plata no hay academia. Una universidad privada en Colombia vive exclusivamente de los recursos que pueda generar: matrículas, asesorías, investigaciones y lo que uno consiga de donaciones. El gobierno no da nada y mejor que no dé. Entonces, la universidad tiene que ser viable financieramente. Yo sí le traje plata a la universidad y he hecho una buena labor financiera, aunque creo que la más importante ha sido la labor académica.

Pero eso no enfatizado la creencia de que los Andes es muy elitista? Eso es falso.La gente que estaba con matrícula mínima era más o menos el 30 por ciento de la población estudiantil de los Andes. Para estar en una matrícula mínima tiene que tener ingresos de menos de dos salarios mínimos. Mejor dicho, todos tendrían que vivir en El Tunal. Francamente, estaban estafando a la universidad. Ya acabamos con esa sinvergencería.

No pagaron justos por pecadores? Pero ahora damos becas y créditos. Ninguna persona que pase en Los Andes se queda por fuera por razones financieras. Y creamos un programa es el de oportunidades para que la universidad tenga diversidad. No todos tienen que ser niños del Chicó. Debe haber estudiantes de Ciudad Bolívar, indígenas, chocoanos. Lo que hicimos fue un esfuerzo de identificar los muchachos con potencial y de bajos recursos por todo el país y ha dado resultados increíbles. Los promedios son tan buenos como los del resto de estudiantes y el mejor de ingeniería salió de esos precarios.

Entre los estudiantes se dice que la universidad está de frente a Monserrate y a espaldas al país. Es cierto eso? Cuando llegué dije que la universidad tenía que voltearse 180 grados y también hubo reacción. Es que a veces son demasiado científicos, se ponen a pensar en semiconductores o cosas así de elevadas, pero no tienen una solución para el problema de transporte de Bogotá. Sin embargo, esa discusión se va a ganar. La universidad tiene que empezar a servirle al país. Hay unas cosas muy interesantes. En Colombia por ejemplo, nosotros podíamos ser líderes mundiales en estudiar programas de secuestro y violencia, pero muy poco se hace.

Hasta ahora, con la gestión mía, tuvimos un departamento de Historia de Colombia, cuando nosotros debíamos ser la universidad del mundo que tiene el mejor programa de Colombia. Pero no, resulta que lo tiene la Universidad de Florida. Eso es lo que hemos querido hacer a la Universidad, una buena universidad mundial pero colombiana.

Tantas transformaciones requieren muchos años. Eso implica que el siguiente rector debe ser un continuador de su política. Tiene candidato? Tengo varias personas que creo que podrían seguir esto: Carlos Angulo, Eduardo Aldana, Eduardo Wiesner. Estoy seguro que lo harían bien.

Usted se había vuelto una persona muy cómoda para la universidad, por su actitud crítica ante el Gobierno? No creo. Al principio hubo problemas, pero ya se habían acostumbrado. En la directiva hay sólo dos personas amigas de Samper. El resto simplemente estaba convencido de que yo no debería opinar sobre temas políticos, lo que creo es una posición equivocada. Nadie tiene más libertad para hablar sobre temas políticos que los periodistas y los universitarios.

Alguna vez el Gobierno influyó para que los cambiaran? Ellos trataron de que no me nombraran. Pero ya después no se volvieron a meter.

Hay quienes, como el ministro Niño, piensan que usted utilizó como un trampolín la rectoría de los Andes? Fui ministro de Hacienda 4 años, que es más importante y tiene más responsabilidad que ser rector de Los Andes. Yo viene aquí porque a mí me gusta la universidad.

Un grupo de profesores anunció una tutela para evitar que otro político estuviera en la rectoría de la Universidad. Qué piensa de eso? Mi papá y mamá eran profesores y yo me entrené para ser profesor. Sólo ahora me voy a meter en política en serio. Pero, además, creo que los políticos pueden darle a la universidad muchas cosas. Y hay una doble moral: Rodrigo Pardo está aquí y vino después de ser ministro y nadie critica eso. Pero cuando yo vine sí era política, porqué tenía ideas propias y distintas a las de ellos.

Si eso de la reforma era tan importante, por qué abandonarlas a mitad del río? Por que esto es una institución y no depende de personas. Ya se hicieron las reformas, ahora puede venir alguien más calmado a ejecutar.

Supongamos que sea alcalde para Bogotá, qué representará eso para las universidades? Hay que darle a la universidad un papel muy activo en la discusión de las políticas en Bogotá, como entidades de apoyo del Distrito. Bogotá se puede transformar en un centro universitario importantísimo si la Alcaldía coordina con las universidades y sin meter mucha plata.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.