A SEIS COLUMNAS

Yo esperaba al día siguiente titulares a seis columnas en todos los diarios del mundo. Esperaba que los noticieros (incluido AM-PM) abrieran con imágenes de este suceso. Esperaba que Gossaín le dedicara al menos hora y media al asunto, aunque no se hubiera originado en San Bernardo del Viento. Ni siquiera en Barranquilla. Esperaba que los periodistas salieran a las calles con pancartas, serpentinas y maizena, como salieron los colombianos, todos, el día del 5-0.

02 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

Pero nada de esto ocurrió. El asunto pasó prácticamente inadvertido. Y Merceditas y Fernando y Abelardo, y todos los profes que pontificaron sobre la noticia cuando yo era estudiante, se quedaron sin conocer este hecho que habría cambiado el rumbo de sus vidas.

Pero basta ya de lamentos. Ustedes estarán ansiosos de saber cuál es el suceso que, para este modesto columnista, ha debido partir en dos la historia del periodismo. Vean, pues. Se trata de una nota de la agencia France Press, transmitida desde Moscú la semana pasada, en la que informaban en poquísimas líneas sobre un hombre de 37 años que mató a un perro a punta de mordiscos, luego de un violento combate. Ni más, ni menos.

Ya lo sé: no les pareció tan importante. Pero es que quienes pasamos parte de la vida en una escuela de periodismo muchas veces oímos precisamente ese caso como ejemplo de lo que puede llegar a ser en realidad noticioso: Que un perro muerda a un hombre no significa mayor cosa decía Merceditas, a menos que la víctima sea el Papa; pero si un hombre llegara a morder a un perro, esa sí, con seguridad, sería noticia en todos los diarios del mundo . Y ponía el ejemplo como algo tan poco probable, que tal vez no llegaríamos a verlo. Pero lo vimos (en el cable de la AFP) y vimos más: no sólo lo mordió... lo mató a mordiscos.

Finalmente, nada se publicó sobre el ruso mordelón. Sin embargo, nunca es tarde para aplicar el principio periodístico de Merceditas: noticia es todo lo que se sale de lo normal, aquello que parecería imposible, lo más irónico, lo más absurdo. No sé si los lectores quedarían mejor informados. Pero, con seguridad, se divertirían más.

Qué tal, por ejemplo, esta noticia como para titular a seis columnas: Forero Fetecua, nuevo embajador en la Santa Sede . O esta: Gloria Gaitán, candidata única del liberalismo , que, con seguridad, provocaría de inmediato esta otra: Ernesto Samper se declara en huelga de hambre . Y en el campo de la salud, imagínense el siguiente título: Patarroyo sufre de malaria . De mal gusto, ya lo sé. Y va otro, que a muchas dejaría frías: Carlos Vives sufre de gota .

Y como en Colombia todo puede pasar, qué tal, un buen día, despertar con noticias de este calibre: Cayó Jaime Castro... en uno de los huecos de la Caracas ; Ochoa Antich solicita ciudadanía colombiana ; El nuevo rector de los Andes, Carlos Lleras de la Fuente, se bajó los pantalones frente a un grupo de alumnos ; Noemí era espía de la PTJ .

Perdimos la oportunidad del perro. Pero espero que a Merceditas le alcance la paciencia para toparse, al menos, con un título como el siguiente: Regina 11 posará desnuda para el calendario Sueños del 95 . Esta noticia sí cambiaría la historia del periodismo... y del buen gusto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.