Secciones
Síguenos en:
EL DIABLITO

EL DIABLITO

Roberto Benigni, actor estrella y bufón italiano de moda. Con actitudes de saltimbanqui, nervioso e inquieto, maneja sus piernas con bastante destreza y crea situaciones que rayan en el absurdo. De ojos saltones, frente pronunciada y risa de tonto, su figura desgarbada recuerda la del francés Pierre Richard y también se asocia con la del genial sordomudo Harpo Marx. El diablito, escrita y dirigida por el mismo Benigni, pone a prueba las chifladuras del autor y sus constantes irreverencias. Un espíritu juguetón, extraído del cuerpo de una mujer endemoniada, que sale a conocer el mundo y recorre las calles romanas con sotana de monaguillo o vestido clerical; su exorcista el cura Mauricio conoce la verdadera identidad de una Giuditta que ahora asume la forma de un hombrecito totalmente de-mente.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

El aspecto religioso se torna en el blanco satírico propuesto por Benigni. Un instituto norteamericano de estudios eclesiásticos en el Vaticano bajo la cabeza visible del genial comediante Walter Matthau, el confesionario que abre las posibilidades a más chistes y... un desfile fellinesco de modas. Porque esa criatura horrible , en plena capital del catolicismo, se roba el show e impone las improvisaciones delirantes.

La sexualidad del protagonista se aborda con gracia y un dejo consciente de candidez. El descubrimiento de la mujer deja boquiabierto al piccolo diavolo , gracias a los notorios encantos de Nicoletta Braschi su esposa en la vida real y al ingenio de que hace gala para ver lo que se mantiene oculto por pudor. Siendo el alma fugitiva de una posesa napolitana, Giuditta no se refleja en los espejos ni posee las características fisiológicas de los humanos.

Figura principal de Las voces de luna (Fellini, 1990), el loco Benigni 38 años se cotiza en la actualidad como el mejor cultivador de comedias a la italiana . Con el hado de las superestrellas europeas, en la vena burlesca de Totó y Alberto Sordi o Nino Manfredi, su nombre se vincula estrechamente con la vanguardia que representa el norteamericano Jim Jarmusch. El mejor actor del mundo, según él, tiene nombre propio: Marcelo Mastroianni. Recomendaciones Te amaré hasta matarte. Un título atrevido para una comedia de humor negro que se refiere a infidelidades y venganzas matrimoniales. Dirige Lawrence Kasdan, con Kevin Kline.

Shocker, o Cien mil voltios de terror, el fantasma errante de un condenado a la silla eléctrica que deja carbonizados por doquier. Su gestor: Wes Craven.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.