Secciones
Síguenos en:
SOBRESALIÓ EL CIVISMO EN DÍA SIN CARRO

SOBRESALIÓ EL CIVISMO EN DÍA SIN CARRO

Aunque mucho se habla de la falta de civismo, cultura ciudadana e identidad que a diario demuestran los habitantes de Villavicencio, otra cosa fue lo que se pudo observar ayer. En efecto, en desarrollo del Día sin mi carro y sin mi moto , predominó la disciplina y el buen comportamiento de la ciudadanía. La jornada transcurrió en total normalidad y sin mayores contratiempos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

Aunque mucho se habla de la falta de civismo, cultura ciudadana e identidad que a diario demuestran los habitantes de Villavicencio, otra cosa fue lo que se pudo observar ayer. En efecto, en desarrollo del Día sin mi carro y sin mi moto , predominó la disciplina y el buen comportamiento de la ciudadanía. La jornada transcurrió en total normalidad y sin mayores contratiempos.

Y aunque se esperaba un mayor número de personas utilizando medios alternos de transporte, fueron más bien pocos los que recurrieron a esta opción para desplazarse hasta sus sitios de labores.

Aún así, en las primeras horas de la mañana se vieron decenas de personas, especialmente jóvenes, que decidieron aprovechar la disminución del tráfico vehicular para la práctica deportiva de la bicicleta por las calles y avenidas de la capital del Meta.

Tal como lo había garantizado la administración local, hubo suficiente transporte público como buses, busetas, colectivos y taxis; al punto que los empleados no tuvieron ningún tipo de inconvenientes para trasladarse a sus lugares de trabajo.

Y aunque se pensaba que muchas personas saldrían de sus casas antes de que se inciara la restricción para evitarse las posibles dificultades con transporte público, ninguno de estos vaticinios se cumplió, pues la mayoría salió en sus horarios habituales y no encontraron inconvenientes para su movilización.

Otro factor que contribuyó al normal desarrollo de la jornada fue el hecho de que la mayoría de los colegios aún no han iniciado su calendario escolar, haciendo que sea menor la demanda de transporte.

Pero a pesar del buen comportamiento que demostraron la mayoría de los villavicenses, no faltaron quienes por desconocimiento de la restricción, según ellos, o posiblemente fingiendo no saber nada acerca de las disposiciones de las autoridades, intentaron movilizarse en sus motos o vehículos particulares. Los infractores fueron atrapados en los anillos de seguridad establecidos por las autoridades en diferentes puntos de la ciudad.

Alrededor de 20 vehículos procedentes de Bogotá cayeron en el retén que las autoridades establecieron frente a Supergas. La excusa era la misma de todos: no sabían nada acerca de la jornada sin carro. No faltó quienes afirmaron que a pesar de conocer la restricción, decidieron desplazarse movidos por alguna urgencia.

Con disculpa o sin ella, no había ninguna salida: los particulares no podían movilizarse ni regresar a la capital del país, donde también se cumplía la jornada sin carro. Así que estos vehículos tuvieron que permanecer todo el día al lado de la carretera.

La jornada fue bien recibida por la mayoría de ciudadanos que no solo acataron las disposiciones de las autoridades sino que además destacaron la disminución en las congestiones.

Sin embargo, no faltaron los opositores de la medida cuyas críticas iban desde cuestionar el hecho de que esta medida hubiera sido copiada de la capital del país, hasta asegurar que en Villavicencio no se registra contaminación del aire ni auditiva y que los trancones son escasos.

Además de quienes no están de acuerdo con la medida, un sector que consideró lesionados sus intereses fue el de comercio (ver recuadro) pues aseguran que las ventas disminuyeron un poco. También resultaron afectados los parqueaderos, pues permanecieron desocupados todo el día.

DISMINUYO ACTIVIDAD COMERCIAL.

Una reducción en la actividad comercial en los almacenes de cadena se evidenció ayer en las primeras horas del día.

Ernesto Torres, gerente del almacén Alkosto, aseguró que en la mañana había disminuido la presencia de público y las ventas con relación a otros días. Y esto a pesar de las promociones que ofrecía a los clientes.

Sin embargo, advirtió que era muy temprano -fue consultado a las once de la mañana- para hacer una medición completa del comportamiento de las ventas.

Orlando Silva, jefe de planta del Almacén Yep de Villavicencio, dijo que hasta las diez de la mañana el establecimiento estuvo muy solo, pero a partir de ese momento empezaron a llegar más compradores. El que sí ha estado vacío es el parqueadero del almacén , agregó.

Entre tanto, Oscar Rojas, gerente del Almacén Ley de Villavicencio, dijo que el comportamiento de las ventas en la mañana se redujo con relación a los días anteriores.

Rojas atribuyó la reducción de la actividad comercial a la falta de alternativas de transporte para los ciudadanos, pues una persona se puede movilizar en bicicleta desde la parte alta de la ciudad, pero se le dificulta demasiado regresar con el mercado en el mismo medio de transporte.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.