EL REINADO DEL BAMBUCO, PASO A PASO

EL REINADO DEL BAMBUCO, PASO A PASO

La directora de danzas Inés García de Durán fue la encargada, junto con sus dirigidos, de diseñar la coreografía del actual baile del bambuco o sanjuanero, compuesto por ocho pasos.

28 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Antes, hasta 1967, las reinas bailaban el bambuco tradicional con arreglos personales de los parejos.

Y fueron precisamente María del Pilar Durán, hija de la autora, y su parejo Jorge García quienes bailaron por primera vez la nueva danza en 1968.

El jurado de cualquier reinado del sanjuanero (entre mayo y junio se cuentan más de doscientos reinados, oficiales e internos, en los 37 municipios del Huila), debe tener en cuenta la exacta coreografía oficial. No se puede bailar diferente, y esa interpretación vale el 50% en el puntaje.

Para que cuando llegue al Huila no haga el oso intentando bailar sanjuanero, aquí están los ocho pasos bajo los cuales se elige a las reinas Popular, Neiva, Departamental y Nacional del Bambuco : 1o. Invitación. La mujer se encuentra en la mitad del fondo del escenario, el hombre a un lado. El se dirige hacia ella con paso caminado y extiende la mano para invitarla a bailar, la toma por la cintura y avanzan. El la hace girar sobre sí.

2o. Ochos. Una vez en el centro, la pareja hace un cruce, describiendo en la planimetría la figura de un ocho. Avanzan nuevamente caminando, ella le quita el sombrero y le coquetea dando un giro; le devuelve el sombrero dejándoselo en la cabeza. Luego le desata el raboegallo (pañuelo rojo sobre el cuello), cada uno toma de la punta para llegar a un extremo y realizan un cruce por debajo del pañuelo.

3o. Arrodillada. El hombre se arrodilla, ella danza con suavidad a su alrededor en paso de contradanza o tres cuartos de contradanza, sin soltar el pañuelo y ondeando la falda hasta encontrarse frente a frente, culminando en un acercamiento de sus caras. Simulan un beso, y él se pone de pie; ambos con el raboegallo cogido de las puntas, danzando en paso de rutina (bambuqueado) en tres compases para ejecutar una cruzada debajo del pañuelo y proceder ella a enrollarse en éste por la cintura. Dando dos o tres giros llega a su parejo.

4o. Levantada del pie. En paso de rutina, la pareja avanza tres compases, luego levantan los pies alternativamente: primero el derecho, luego el izquierdo, conservando la punta del pie hacia abajo. Ejecutan cuatro levantadas para continuar en dos compases con paso de rutina; la mujer le quita el sombrero y huye a un extremo del escenario, quedando la pareja frente a frente.

5o. Arrastrada del ala. Los dos avanzan al centro. Ella se detiene y, cubriéndose el rostro con el sombrero, se contonea con gracia arrojando el sombrero al piso, quedando éste boca abajo. Retroceden en pasos largos y alternativos; a la cuenta de tres, ella arrastra el ala del sombrero con la punta del pie y él trata de quitárselo. La mujer retrocede, y con paso caminado ejecutan un ocho en cuyo centro ella levanta el sombrero del piso.

6o. El secreto. Se desplazan con paso caminado, cubriéndose el rostro con el sombrero que ella sostiene por la copa. El le murmura al oído y ella, asombrada por lo que escucha, lo rechaza separándose en un ágil y largo paso; le muestra la pantorrilla y con el índice derecho le hace un gesto negativo.

El juego continúa con coqueteos mutuos; ella huye bambuqueando, él la persigue y al alzarla le pasa el pañuelo sobre su cabeza para que lo coja con los brazos arriba, coqueteando con la mirada de derecha a izquierda, sin detener el paso.

7o. Doble enrollada. Toman la punta del pañuelo (raboegallo), se separan y con giros convergentes se enrollan realizando una picada simultánea con el pie derecho, al estilo escobillado.

Una vez terminan, ella sale bambuqueando, él la persigue e intenta castigarla golpeando sus pies con el raboegallo. Para evitarlo, ella levanta un pie.

8o. Salida final. El parejo toma a la mujer por la cintura, se desplazan unidos tomando con la mano libre los extremos del pañuelo, con paso de rutina. Dan vuelta al escenario para terminar sonrientes frente al público.

Si no aprendió con este curso acelerado, limítese a aplaudir y escuchar, ...y sirva y sirva sin descanso hasta que pierda la cuenta... .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.