Secciones
Síguenos en:
ACUERDO Y DEMORA

ACUERDO Y DEMORA

Hoy, en esta reflexión queremos tocar dos temas: primero el acuerdo a que llegó la administración municipal y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) con la Electrificadora del Meta (Emsa), para el pago de la millonaria deuda que tenía la EAAV con esta última. El segundo tema es el relacionado con el pronunciamiento de la comunidad de Granada pidiendo elecciones prontas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

Hoy, en esta reflexión queremos tocar dos temas: primero el acuerdo a que llegó la administración municipal y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) con la Electrificadora del Meta (Emsa), para el pago de la millonaria deuda que tenía la EAAV con esta última. El segundo tema es el relacionado con el pronunciamiento de la comunidad de Granada pidiendo elecciones prontas.

En el primer caso, nos parece muy saludable tanto para la EAAV y la administración municipal como para la Electrificadora que se haya logrado un preacuerdo en un tiempo muy rápido. Las soluciones concertadas siempre son las mejores, porque las dos partes quedan satisfechas y se evita un desgaste grande en los estrados judiciales.

Para la Emsa es bueno el arreglo porque recupera una suma que se consideraba difícil de recaudar. Para la administración local también es conveniente porque va logrando sacar a flote económicamente a la EAAV -que no está en una situación boyante- y de esta manera se está saneando la empresa.

El acuerdo concertado es un buen ejemplo de que civilizadamente, en corto tiempo y con voluntad de las partes se pueden lograr soluciones para otras situaciones de conflicto que se puedan presentar.

Pasando al segundo tema, consideramos justa la petición que hizo al gobernador Luis Carlos Torres el concejo municipal de Granada y el obispo de la Diócesis, monseñor Héctor Julio López, en el sentido de convocar a elecciones para alcalde local lo más pronto posible.

Dos meses que han transcurrido desde que se posesionaron los nuevos alcaldes, es un tiempo ya prolongado para mantener a un alcalde encargado, sin ninguna razón de peso.

Dada la situación política y administrativa que vive Granada, especialmente desde la segunda mitad del periodo anterior, donde la interinidad y la crisis económica fueron la constante, lo más razonable es que tenga ya un alcalde en propiedad que sanee las finanzas y le dé estabilidad política al municipio.

La prolongación del encargo al actual alcalde lo único que logrará es ahondar la crisis y perjudicar a la comunidad que no puede tener un mandatario con un programa de gobierno de largo plazo ni un plan de desarrollo serio acorde con la situación que vive el municipio.

Por eso consideramos que la comunidad tiene razón y que el gobernador debe convocar cuanto antes a elección y fijar la fecha para las elecciones de alcalde de Granada.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.