QUE SE DIALOGUE SOBRE PAZ:

QUE SE DIALOGUE SOBRE PAZ:

Señor Director:

26 de junio 1997 , 12:00 a. m.

No nos engañemos. Si alguien salió fortalecido de la recién finalizada crisis de los soldados rehenes, no fueron precisamente las legítimas instituciones democráticas, el Estado colombiano, o mucho menos el vapuleado Ejército nacional. La única triunfadora fue la guerrilla, que no solo se encargó de masacrar al Ejército colombiano, sino que impuso sus reglas de juego en dicha liberación, lo que redundó en cederles terreno y en acrecentar su poderío ideológico y militar.

El gobierno debería aprovechar esta coyuntura y establecer un diálogo constructivo con las fuerzas rebeldes. Este capítulo que ahora se cierra, no quedará reseñado como un triunfo sino como un episodio amargo y humillante de la actual administración, aunque el presidente Samper lo quiera hacer ver como una victoria suya y de su gobierno.

Alberto Castellanos Orlando, Florida

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.